La Policía detiene en València a una pareja que había atacado a un hombre para quitarle el móvil

298

Agentes de la Policía Nacional con la colaboración de la Policía Local de Valencia han detenido en Valencia a una pareja, una mujer y un hombre de 41 y 29 años, de origen español y rumano, respectivamente, como presunta autora de un delito de robo con violencia e intimidación. Uno de ellos se abalanzó sobre un hombre que se encontraba sentado en un banco y mientras otro de los detenidos se apoderaba del teléfono móvil. Posteriormente uno de los detenidos golpeó a la víctima.

Los hechos ocurrieron la madrugada del jueves cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una calle del distrito de Centro donde al parecer se estaba produciendo un robo con violencia.

Inmediatamente los policías se dirigieron al lugar donde fueron requeridos a gritos por tres hombres para que retuviesen a otro que se encontraba a escasos metros de ellos y que al parecer les había robado y agredido, al mismo tiempo que señalaban hacia una mujer.

Uno de los agentes se bajó del coche policial para retener al sospechoso, mientras el otro se dirigía hasta donde estaba la mujer, momento en que llegó un indicativo de Policía Local.

Los agentes averiguaron que los hombres que los habían requerido, dos eran las víctimas y el otro un vecino que había bajado a ayudarles para retener a los sospechosos, ya que cuando las víctimas se encontraban sentadas en un banco, en un momento determinado se había aproximado una pareja y al parecer, con la excusa de pedirles un cigarro, mientras el hombre se abalanzaba sobre uno, la mujer se habría apoderado del teléfono móvil que estaba apoyado en el banco para marcharse.

Al percatarse del hecho, ambos hombres salieron tras la mujer, ya que el hombre se había marchado más rápido y la retuvieron hasta la llegada de la policía. Mientras esperaban a los agentes llegó el sospechoso y comenzó al parecer a agredirlos con puñetazos y empujones, llegando a tirar a uno de ellos al suelo.

Un vecino de la zona bajó de su domicilio y los ayudó a retenerlos hasta la llegada de la policía, así como les manifestó que la sospechosa había ido al fondo de la calle como si buscase un escondite, por lo que se dirigieron hacia esa zona localizando el teléfono móvil en una papelera.

Finalmente los agentes, tras realizar diversas comprobaciones, detuvieron a la pareja como presunta autora de un delito de robo con violencia e intimidación.

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.