Generalitat creará nuevos accesos y líneas de validación en la estación de Metrovalencia en Picanya

1005

La Generalitat, a través de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), remodelará la estación de Picanya para dotarla de nuevos accesos y líneas de validación, como parte de un plan de actuaciones que afecta a 32 estaciones de superficie de Metrovalencia y 12 del TRAM d'Alacant.

La directora gerente de FGV, Anaïs Menguzzato, se ha reunido con el alcalde de Picanya, Josep Almenar, para explicarle los detalles del proyecto, que recoge la demolición y clausura todos los accesos actuales, de forma que a la estación solo se accederá por el vestíbulo del edificio y por dos puntos de validación de nueva construcción.

"Una vez consensuado con el Ayuntamiento el proyecto, FGV estará en disposición de iniciar los tramites para licitar la obra y acondicionar tanto los accesos como el entorno de la estación", ha explicado la directora gerente.

Nuevos accesos

A la estación, que contará con un vallado perimetral y la ampliación de ambos andenes, se le dotará de un nuevo paso inferior entre andenes con escaleras y ascensores en ambos márgenes. Además, para proteger a las personas usuarias de la lluvia y el sol, las escaleras del paso inferior contarán con marquesinas con techo traslúcido.

A su vez, se instalarán dos pasos de control y acceso, de forma que solo los usuarios del servicio de metro podrán acceder a los andenes. Una de estos pasos estará ubicado al lado del edificio de la estación para permitir el acceso de Personas de Movilidad Reducida (PMR). El otro estará situado en el andén dirección València para permitir el paso a clientes del margen contrario al edificio de la estación.

Control del fraude

Menguzzato ha explicado que "FGV ha planteado estas actuaciones tras la realización de nuevos accesos en estaciones como Empalme, Marítim-Serrería y Paiporta, que implicaron la realización de obras de cerramiento y la instalación de equipos de validación".

"Con este tipo de actuaciones la empresa pública ha conseguido el objetivo planteado de disminuir los índices de fraude, así como controlar los transbordos y mejorar la seguridad del paso peatonal entre andenes, además de la accesibilidad", ha añadido la directora gerente.

Al igual que en intervenciones ya realizadas, los nuevos accesos serán controlados mediante equipamientos de peaje, en concreto equipos de validación, que impedirán el acceso a las estaciones a aquellas personas desprovistas del correspondiente título de transporte válido para viajar.

Actuación en València y Alicante

Esta iniciativa se enmarca dentro de un plan global de FGV de actuaciones en distintas estaciones en superficie. Desde esta manera, en Alicante los trabajos se desarrollarán en Goteta-CC Plaza Mar 2, Hospital La Vila, CC La Marina-Finestrat, Benidorm Intermodal, Garganes, Altea, Calp, Teulada, Gata de Gorgos, La Isleta, Lucentum y Villajososa.

Las estaciones de la red de Metrovalencia en las que se ha planteado un nuevo acceso son, además de Picanya, Torrent, Sant Isidre, Rafelbunyol, Burjassot, Canterería, Burjassot-Godella, Paterna, Campamento, Godella, Moncada, Rocafort, Massarrojos, Meliana, Massamagrell, Almàssera, Foios, Museros, Albalat dels Sorells, la Pobla de Farnals, la Canyada, l'Eliana, Llíria, Benaguasil 1 y 2, Picassent, Carlet, Alginet, l'Alcúdia, Alberic y Villanueva de Castellón.

FGV ha planteado estas actuaciones tras la realización de nuevos accesos en estaciones como Empalme, Marítim-Serrería y Paiporta, que implicaron la realización de obras de nuevos accesos y la instalación de equipos de validación.

Uso de metodología BIM

Los proyectos se están realizando empleando el sistema BIM (Building Information Modeling) que FGV ya emplea en la elaboración de nuevos proyectos, como en los relativos la futura Línea 10 de Metrovalencia (Alacant-Natzaret). Se trata de una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción, que permite centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital.

BIM supone la evolución de los sistemas de diseño tradicionales basados en el plano, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D). El uso de BIM va más allá de las fases de diseño, abarcando la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, permitiendo la gestión del mismo y reduciendo los costes de operación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.