La Diputació se implica en la candidatura de l'Horta de València como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial

723

La Diputació de València colabora con la Cátedra Tierra Ciudadana, de la Universitat Politècnica de València y l’Ajuntament de València, en la difusión del trabajo que llevan a cabo para presentar la candidatura del regadío histórico de l’Horta de València como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM), un reconocimiento que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En esta línea, se ha celebrado en la Llotja de Pescadors de El Palmar una presentación con el objetivo de definir los elementos y acciones estratégicas que tiene que contener el Plan de Acción de la candidatura de este regadío histórico como SIPAM.

La vicepresidenta de la Diputació, Maria Josep Amigó, ha destacado que “con esta magnífica iniciativa se abre una nueva vía de oportunidades, ahora a nivel mundial, para recibir el reconocimiento que l'Horta merece”. Una iniciativa que se hace posible “con la colaboración con otras administraciones e instituciones” y que se enmarca dentro de la apuesta por la defensa y dinamización de l'Horta de València.

Por su parte, el director de Cátedra Tierra Ciudadana y coordinador de la propuesta, José María García Álvarez-Coque, ha agradecido la ayuda de la Diputació, que “está implicándose en la comunicación con los ayuntamientos de l'Horta para que hagan sus aportaciones, para que la presentación a la FAO sea un esfuerzo colectivo de toda el área metropolitana de Valencia”. Para ello, “tendrá que reunirse un comité asesor en Roma, para valorar si l'Horta tiene méritos suficientes para este reconocimiento”.

Además de la presentación de hoy, el próximo miércoles, 26 de septiembre, se celebrará en Meliana un encuentro para informar e implicar los municipios de l'Horta Nord en la propuesta.

L'Horta de València como SIPAM

Los SIPAM son sistemas agrícolas sostenibles vivos y en evolución que, además, crean impresionantes paisajes de gran valor, ricos en biodiversidad, desarrollados a través de la adaptación mutua de una comunidad con su territorio. Son diferentes a los lugares patrimoniales convencionales y a las áreas protegidas. Representan sistemas dinámicos gestionados por humanos, definidos no sólo por las condiciones específicas del lugar, sino también por las tradiciones, culturas de cultivo y los alimentos.

L'Horta de València constituye un espacio en que confluyen estos elementos. De origen islámico medieval, con antecedentes de la época romana, y con un área total que cubre 23 km cuadrados, l'Horta es un territorio en el cual, a lo largo de los siglos, la comunidad agrícola ha construido un paisaje único, el valor del cual supera lo estrictamente productivo y constituye un testigo histórico que ha sabido dinamizar un legado milenario.

Una estructura histórica, basada en una serie de canales, caminos rurales y barracas, que han definido su legado físico: un sistema agrícola rico en cultivos mediterráneos que configura un paisaje cambiante a lo largo de las estaciones, con una cultura hidráulica representada por sistemas de uso del agua y entidades como la Real Acequia de Moncada y el Tribunal de las Aguas.

Como territorio propuesto como SIPAM, l'Horta reúne los cinco criterios indispensables. Por un lado, cumple las dimensiones de seguridad alimentaria y de nutrición definidas por la FAO: disponibilidad, acceso, utilización y estabilidad. Por otra, el de agrobiodiversidad, puesto que las explotaciones familiares locales han conseguido mantener el stock agrícola natural, su biodiversidad y una producción de alta calidad, con algunos cultivos que son únicos, como por ejemplo la chufa. Con sistemas de conocimiento local y tradicional que distribuyen el agua, gestionados por el Tribunal de las Aguas con un método de riego por gravedad.

También la existencia de culturas, sistemas de valores y organizaciones sociales, puesto que se trata de un sistema periurbano que permite a los agricultores y pescadores tener un contacto directo con el mercado de la ciudad de València y ha facilitado la creación de espacios como ‘La Tira de Contar’. Por último, los paisajes y características de estos tienen un importante valor visual y escénico, ecológico, agrícola y cultural. Todo esto hace de l'Horta de València un espacio idóneo para ser declarado SIPAM por la FAO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.