Hasta el domingo 4 de octubre, últimas funciones de ‘Susan y el diablo’ en Sala Russafa

310

Segunda semana en cartel para ‘Susan y el diablo’, una pieza que baja a los infiernos de una mente asesina para cuestionar la reinserción penitenciaria, la capacidad de perdón y empatía de un sistema judicial donde la línea entre lo justo y lo humano quizá sea demasiado gruesa.

De jueves a domingo puede verse en Sala Russafa esta coproducción de los toledanos Euroscena y los valencianos Arden, un montaje que inaugura el X Ciclo de Compañías Nacionales del teatro de valenciano.

Chema Cardeña creó este thriller respondiendo a la petición de Mª José Goyanes, una de las actrices imprescindibles del teatro español, que quería trabajar con el autor y dramaturgo, director artístico de Sala Russafa. “De repente, me llegó con esta historia sobre la asesina de Sharon Tate, una mujer que fue todo un fenómeno mediático y que, desde hacía décadas, estaba desaparecida. Fue toda una sorpresa”, confiesa la intérprete, quien reconoce que en pocas ocasiones se ofrece a mujeres de su generación dar vida a roles tan fuera de los cánones.

Una imagen de ‘Susan y el diablo’. (Foto-Vanessa Rabade).

“Le dije a Mª José que iba a hacer algo que no había hecho nunca. Venía de representar a Mª Teresa de Jesús, ¡imagínate el cambio! Pero el trabajo que ha hecho es excelente, capaz de ofrecer todos los matices que tiene este personaje, que lo mismo es tierno, compasivo y dialogante, que muestra una crueldad y violencia que uno pensaría que no es propia de esa edad”, explica el director y autor de la pieza.

Otra sorprendida fue Marisa Lahoz, también un nombre histórico en de la escena española. “Cardeña me dijo que me iba a sacar de mi zona de confort, y tanto que me sacó. Interpreto a una funcionaria de prisiones malhablada, bruta. Nada que ver con los papeles de mujeres con clase y refinadas que he hecho tantas veces”, señala la veterana actriz. Curtida en los dramas, ahora es la encargada de poner el punto cómico a una obra que va creciendo y enroscándose gracias a inesperados giros que ofrecen al espectador las pistas para ir descubriendo qué esconde realmente la trama.

Un equipo artístico de primer nivel para un thriller con trasfondo

Lejos del morbo, ‘Susan y el diablo’ invita a reflexionar sobre la justicia utilizando como anclaje un hecho histórico: la matanza realizada por los miembros de la ‘Familia Manson’ en la que falleció la actriz y joven esposa de Roman Polanski, junto a otras 7 personas.

“Hay momentos en que no se oye ni respirar en el patio de butacas”, explica Manu Valls, quien completa el reparto de la obra. “La tensión se palpa entre los espectadores. Después viene la emoción, empiezas a oír los pañuelos, algún suspiro. Y al final llega lo más bonito, los comentarios cuando acaba la función. La gente debate, que es lo que buscábamos, así que nos sentimos muy orgullosos”, señala el intérprete.

La intimidación que sintió Valls al recibir la propuesta para incorporarse a este espectáculo dio paso a una camaradería que ha hecho crecer el proyecto. “Tanto Mª José como Marisa Lahoz son leyendas vivas del teatro español. Les oyes contar anécdotas y es fascinante todo lo que han vivido. Pero trabajan de tú a tú, con una calidad humana impresionante. El proceso de ensayos, de puesta en pie del montaje ha sido una experiencia fantástica”, recuerda el actor valenciano.

Durante un mes, todos convivieron en una casa en un pueblo de Toledo en cuyo teatro realizaban los ensayos. “Estábamos juntos 24 horas al día, éramos casi como una comuna, como esa ‘Familia Manson’, tratando de entender qué puede llevar una persona a hacer esas atrocidades y si el encierro conduce a la reflexión, al cambio. Pero, sobre todo, si 40 años después y enferma terminal, esta sociedad está preparada para perdonarla”, apunta Cardeña.

La historia de ‘Susan y el diablo’ transcurre en un penal donde la presa atiende una entrevista de un diario sensacionalista con el objetivo de, después de haber fracasado 14 veces, conseguir que le concedan el permiso para morir en casa.

La trama se va desgranando en tono de suspense, planteando enigmas al público, ayudándole a adentrarse en la vida y en la mente de Susan Atkins gracias a una puesta en escena en la que han participado grandes profesionales, como el escenógrafo Alfonso Barajas, o el iluminador Juanjo Llorens, el compositor Luis Delgado, responsable de la ambientación.

Un equipo artístico de primer nivel para un espectáculo que ha logrado excelentes críticas desde su estreno en noviembre del pasado año y que, tras la crisis sanitaria, retoma en Valencia una gira nacional que seguirá por ciudades como Valladolid, Alcázar de San Juan, Albacete o Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.