Empiezan los trabajos de limpieza “integral” del antiguo Depósito de Gas Lebon

208

El Ayuntamiento, a través de la Delegación Sostenible de Residuos Urbanos y Limpieza del Espacio Público, bajo la supervisión de la Delegación de Patrimonio Histórico y Artístico, ha empezado hoy los trabajos para la limpieza “integral” del antiguo Depósito de Gas Lebon, junto a la calle Fuencaliente. El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha explicado que se trata “de una intervención global que abarca la totalidad de los elementos constructivos que lo conforman, con el fin de protegerlo, ponerlo en valor y devolverle su esplendor, más allá de una simple limpieza de pintadas y grafitis”. La actuación se prolongará durante tres semanas y cuenta con un presupuesto estimado de 23.120 euros (IVA incluido).

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha señalado que asimismo que “la corporación se compromete a estudiar la mejor forma de instalar un elemento informativo que permita poner en valor su historia” como “símbolo de la industrialización de la sociedad valenciana en el siglo XIX” y “de la memoria obrera de la ciudad”. Campillo ha indicado que el antiguo depósito de gas formaba parte de la fábrica, ya desaparecida, que la Compañía Española de Electricidad y Gas Lebon tenía en la ciudad de València. La empresa recibía el nombre del inventor de la luz de gas, igualmente precursor tanto de la máquina de vapor como de la utilización de gas como fuente de iluminación para el alumbrado público, Philippe Lebon.

En 1844 la compañía se implantó en València con el nombre de “Sociedad Valenciana para el Alumbrado de Gas”, en un primer momento en el Pla del Remei, entre las calles Gravador Esteve y Colón, para trasladarse dos décadas después a su ubicación definitiva, en la calle Fuencaliente. La empresa, llamada Gas Lebon a partir de 1893, extendió su actividad a toda la ciudad. Un siglo más tarde tenía más de 60.000 abonados, solo por detrás de Madrid y Barcelona. La posterior aparición del gas butano y la distribución de energía eléctrica propiciaron el cierre de la fábrica en la década de los ochenta.

“Desde el año 2011, esta monumental columna de acero preside una de las esquinas de un nuevo parque ganado para el vecindario”, ha manifestado el vicealcalde. “Desgraciadamente, en los últimos tiempos, el depósito de Gas Lebon se ha convertido en un blanco habitual del vandalismo. Prueba de ello son los numerosos grafitis que cubren desde hace años prácticamente toda la superficie del viejo gasómetro. A esto se une la oxidación y el desprendimiento de parte de la pintura de la base del monumento. Estas deficiencias contribuyen a degradar una de las principales muestras de patrimonio industrial del barrio de la Creu del Grau, que ofrece una imagen totalmente alejada de la que merece el legado arquitectónico de todos los valencianos y valencianas, y cuya conservación es obligación de las administraciones”.

Características de la estructura 

El depósito de Gas Lebon es totalmente circular, con un diámetro de unos 28 metros y una superficie en planta de 606,41 metros cuadrados. Está rodeado de una estructura aérea de vigas que forman un prisma de 11 lados. Formaba parte de un conjunto de tres grandes depósitos, y este, que es el único que queda, era el más pequeño, mientras que el más grande alcanzaba los 36 metros de diámetro. La instalación, que no conserva ninguna parte edificada, aparece en el Plan General de Ordenación Urbana como elemento a preservar, con nivel de protección 2. El Ayuntamiento está tramitando en estos momentos el aumento de protección del gasómetro para que pase a ser Bien de Relevancia Local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.