El plan que protege el tejido residencial en Ciutat Vella es ya una realidad

341

El Plan Especial de Protección (PEP) de Ciutat Vella de València que busca proteger el carácter residencial de más de 2.250 inmuebles para recuperar población, unificar la normativa aplicable en el centro histórico, limitar el uso terciario y contener el avance de apartamentos turísticos es ya una realidad.

La Comisión Territorial de Urbanismo, con su aprobación definitiva, ha dado luz verde al plan, que se ideó en 2018 y que tras una segunda exposición pública, fue aprobado de forma provisional por la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de València, que preside la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez.

Según ha informado el consistorio en un comunicado, la vicealcaldesa ha sostenido que “esta aprobación supone el primer objetivo cumplido del encuentro del Palacio de Congresos”.

Para conseguir loa objetivos del PEP, se suspendieron las licencias hasta la aprobación definitiva del plan, que protege el uso residencial de la mayoría de edificios del centro histórico, excepto en el barrio de Sant Francesc.

Para edificios de tipología no residencial, palaciega, señorial o singular se contempla la posibilidad del uso comercial, de oficinas u hotelero, pero nunca de apartamentos turísticos y siembre bajo la autorización de la Comisión Municipal de Patrimonio.

Tras la segunda exposición pública se introdujeron ciertos cambios que ayudaron a definir mejor los ámbitos de actuación del mismo, como la ampliación del ámbito de Predominancia Residencial del área de calificación residencial, que ahora irá desde la zona de Intramurs del barrio de Seu de Xerea hasta la calle la Paz.

Igualmente, se contemplan las viviendas que se encuentran entre la Avenida del Oeste y San Vicente y las calles Adressadors y Gravador Selma, incluyendo la propia avenida.

En segundo lugar, se extendió el ámbito de Predominancia del Comercio Tradicional y Establecimientos Emblemáticos, que incluye ahora como nuevos ejes comerciales tradicionales las calles Navellos, Micalet y las Plazas de la Virgen y de la Reina.

Además, con el objetivo de mantener un equilibrio entre el uso residencial y el resto de usos no residenciales, se delimitó que la superficie construida de locales no residenciales no podrá ser superior al 50 % del total de la superficie construida del edificio.

En tercer lugar, se implantó un régimen transitorio para las viviendas turísticas ocasionales (las que se pueden alquilar hasta 60 días al año) y se estableció que hasta que no se adopte una ordenanza que establezca los mecanismos de control y sanción, esta modalidad de apartamento turístico no será compatible.

Esta última versión provisional del PEP de Ciutat Vella es la que se aprobó temporalmente y la que ha sido aprobada definitivamente por la Consellería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.