El Museo de Historia de València estrena fachada de cuarzo y otros materiales antifiltraciones

336

El Ayuntamiento de València, a través de la concejalía de Cultura, dirigida por Glòria Tello, ha finalizado las obras de reparación de la fachada del Museo de Historia de València. La intervención era imprescindible por el deterioro de la estructura de la fachada, instalada en 2003. Dada la vinculación del edificio con el agua -hay que recordar que se trata del primer depósito que abasteció a la ciudad- se ha considerado oportuno mantener la cascada, ya que constituye un elemento característico del museo, pero se ha realizado una nueva construcción de la fachada a base de materiales antifiltraciones, para evitar los problemas que se habían registrado hasta ahora.

La nueva fachada ha sido diseñada por el arquitecto Jorge Bosch. El coste de adjudicación de los trabajos ha sido de 111.162,72 euros y la intervención ha contemplado la construcción de una estructura de acero, por encima de la cual hay un conjunto de planchas de acero galvanizado. Sobre esta base se ha aplicado un gunitado de espesor de 8 cm, rematado con una capa impermeabilizante.

El conjunto se recubre con piedra de cuarcita multicolor. Se ha puesto especial atención a las uniones entre el plano inclinado de la cascada, la caja del vestíbulo y los muros laterales, para evitar filtraciones.

En las próximas semanas se realizará la reparación de algunas losas del pavimento de la plaza de acceso, que han sido afectadas por el peso de los andamios, se repondrán las luces y se harán las pruebas de estanqueidad y de ajuste del flujo de agua.

Hay que decir que el museo se ha mantenido abierto y en plena actividad en todo momento, como indicaba la gran pancarta “Abierto por obras”, y sigue con su programa de exposiciones y de didáctica como de habitual.

La concejala de Cultura ha dicho que “esta obra ha supuesto hacer una nueva pared, sustituir la base y reemplazar la piedra por una nueva. Las obras han sido dirigidas desde el Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico y las hemos impulsado desde la Concejalía de Cultura. Las obras también incluyen el mantenimiento de los chorros de agua que volverán a ponerse en funcionamiento”.

“La intervención forma parte de un programa de mantenimiento profundo de todos los museos y monumentos de la ciudad, que habían sido descuidados durante mucho tiempo y en los que este gobierno está invirtiendo y haciendo varias mejoras. De hecho, otras instalaciones como los Astilleros del Grau o las Torres de Serranos han sido recientemente objetos de actuaciones similares. Con estas actuaciones apostamos por nuestro patrimonio cultural”, ha concluido la concejala Tello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.