El Ayuntamiento de València sanea el talud de las vías del tren a su paso por San Isidro

585

El Ayuntamiento de València ha cortado las hierbas y arbustos que crecen de forma espontánea en el talud de las vías del tren en el barrio de San Isidro, que recaían sobre la acera y molestaban a los peatones. Un equipo formado por dos operarios ha trabajado durante tres jornadas en las tareas de limpieza con la ayuda de una máquina desbrozadora. El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha señalado que la medida responde a “un compromiso con la asociación de vecinos” y ha asegurado que “continuamos trabajando con ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) para establecer un convenio que nos permita mantener en adecuadas condiciones los taludes para practicar una jardinería muy natural y con poco requerimiento de mantenimiento pero en adecuadas condiciones”.

La vegetación de crecimiento espontáneo del talud de las vías del tren en San Isidro alcanza un tamaño que acaba rozando el pavimento, lo que resulta molesto para los peatones. “Esta limpieza que abarca toda la altura del talud, que tiene unos seis metros, es más complicada y la hace periódicamente ADIF, puesto que las hierbas y arbustos vuelven a crecer en el plazo de seis meses, pero esta vez hemos actuado desde el Ayuntamiento por petición del vecindario”, ha explicado el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo. Por eso, “a los efectos de mantenimiento y afección al vecindario, se ha hecho toda la limpieza y se ha recogido todo lo que se ha cortado”. El regidor ha subrayado que el Ayuntamiento está comprometido con los planteamientos de la Asociación de Vecinos de Sant Isidre respecto a las necesidades del barrio, entre las que se encuentra el proyecto de ajardinamiento del talud de las vías de ferrocarril. En ese sentido, ha destacado que el consistorio y la entidad pública empresarial han constituido una comisión técnica para trabajar en la renaturalización de los taludes y en la cesión del mantenimiento de sus vertientes a la ciudad.

Campillo ha recordado que el pasado 5 de marzo el Ayuntamiento y ADIF acordaron la creación de un grupo de trabajo encargado de tratar y plantear soluciones a los principales problemas de acceso, urbanismo y movilidad del barrio de San Isidro durante una reunión telemática en la que participó el alcalde, Joan Ribó, y él mismo como vicealcalde. Entre los temas sobre la mesa, la apertura de la calle Gremis, el uso de la antigua ‘estacioneta’, la situación del paso inferior de las cocheras de la EMT y de la parte histórica, y el proyecto de renaturalización del talud de las vías del ferrocarril. En cuanto a este último, situado junto a las viviendas, el Ayuntamiento pide que Adif ceda a la ciudad su mantenimiento. Estas actuaciones supondrían una mejora del paisaje de la zona, así como un incremento de la calidad ambiental y de la biodiversidad.

La mejora paisajística y ecosistémica permitirá también dignificar el entorno en el polígono de Vara de Quart. De hecho, el Ayuntamiento está impulsando actualmente su transformación en un hub tecnológico y de innovación. Además, entronca con la idea más amplia de la renaturalización del nuevo cauce del Túria, el Corredor Verde, que el consistorio quiere impulsar para la València Sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.