El Ayuntamiento de València instalará pérgolas fotovoltaicas en los colegios Benimaclet y Santiago Grisolía

454

La concejala de Gestión de Recursos del Ayuntamiento de València, Luisa Notario, ha anunciado la aprobación de los proyectos básicos de ejecución y dirección de obra para la instalación de pérgolas fotovoltaicas en los colegios municipales Santiago Grisolía y Benimaclet. “Queremos reducir los costes correspondientes al consumo de la energía eléctrica en los colegios de Educación Infantil y Primaria municipales y disminuir a la vez las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y por eso impulsamos iniciativas como esta, con unas pérgolas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo de dos centros educativos”, ha explicado.

Notario ha detallado, además, que la actuación en esos dos colegios permitirá a su vez dotar a la zona de los patios de un espacio de sombra. Esto se consigue optando por las pérgolas, con paneles fotovoltaicos de vidrio en la cubierta, que al mismo tiempo generarán sombra por debajo haciendo posible así el doble objetivo con una única solución constructiva.

En el CEIP Benimaclet la pérgola se situará en la zona de bancos junto a las pistas deportivas del patio. Tendrá unas dimensiones en planta de más de 30 metros por un lado y más de 6 por el otro y en la cubierta se instalará una planta de generación de energía eléctrica por medio de módulos solares fotovoltaicos, con 108 vidrios solares fotovoltaicos de 276 Wp cada uno, lo que resulta en una potencia pico de 29.808 W para un centro cuya demanda anual es de 96.242 kWh/año, mientras que la energía total generada por la instalación solar fotovoltaica proyectada será de 47.369 kWh/año, casi la mitad de la demanda del edificio. La energía generada que no tenga un consumo instantáneo será abocada a la red de distribución de energía eléctrica, con su consiguiente compensación automática de excedentes.

Se estima que la energía renovable generada supone una reducción de emisiones de dióxido de carbono de 24,68 toneladas equivalentes cada año.

CEIP Santiago Grisolía

En el centro educativo Santiago Grisolía se proyecta la construcción de una pérgola solar fotovoltaica con 18 vidrios fotovoltaicos de unas dimensiones en planta de más de cinco metros por más de seis y otras dos pérgolas con unas dimensiones en planta de más de cinco metros por más de cuatro con un total de 12 vidrios fotovoltaicos. Así, la planta de generación de energía eléctrica tendrá un total de 42 vidrios solares fotovoltaicos de 276 Wp cada uno. Además, a fin de incrementar la capacidad de producción de energía eléctrica, se proyecta igualmente sobre las cubiertas del centro educativo otra planta formada por 102 módulos fotovoltaicos convencionales de 490 Wp. En suma, la potencia pico total de la instalación fotovoltaica será de 61.572 Wp. Teniendo en cuenta que la demanda anual de este centro educativo es de 130.876 kWh/año y que la energía total generada por la instalación solar fotovoltaica proyectada será de 88.840 kWh/año, esto supone el 68% de la demanda de todo el edificio.

Como en el otro centro, la energía generada que no tenga un consumo instantáneo será abocada en la red de distribución de energía eléctrica, con su correspondiente compensación de excedentes. En este caso la cantidad de energía renovable generada supone una reducción de emisiones de dióxido de carbono de 46,28 toneladas equivalentes cada año.

 

Intervención replicable en otros centros

Notario ha recordado que a inicios de 2020 el alcalde de València, Joan Ribó, y el conceller de Educación y Cultura, Vicent Marzà, anunciaron un proyecto de viabilidad para incluir en el Pla Edificant la instalación de pérgolas fotovoltaicas en los patios de 25 centros educativos de València, con el objetivo de mejorar la sostenibilidad y la eficiencia energética de las instalaciones escolares. “Esta iniciativa redunda en un beneficio doble para el alumnado y la comunidad educativa, dado que se proporcionan zonas de sombra para atenuar el efecto intenso del sol durante muchos meses del año y, además, se produce energía eléctrica que podrá ser utilizada por el propio colegio o como entidad de autoconsumo, tal como prevé la legislación vigente”, ha explicado la concejala Notario.

“El objetivo es instalar las primeras pérgolas en los colegios y guarderías municipales para  después solicitar la delegación de competencias en el marco del Pla Edificant y poder instalarlas también en otros centros educativos de nuestra ciudad”, ha añadido.

Próximamente se procederá a la licitación de la obra por gestión anticipada y se instalarán a principios del próximo año.

“La generación fotovoltaica forma parte de las políticas de eficiencia energética de este gobierno y creemos que las escuelas son equipamientos clave donde desarrollar actuaciones de eficiencia y generación de energía puesto que además son lugares donde se puede incidir en los niños y niñas, desde muy jóvenes, sobre la importancia de hacer un buen uso de la energía y los costes de generarla”, ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.