Dr. Peñarrocha, una vida dedicada a la implantología dental

1224

La implantología dental es una especialidad dentro de la odontología que permite reponer los dientes perdidos, ya sea por caries, traumatismos o enfermedad periodontal. En este sentido, los humanos tenemos hoy en día la suerte de poder acceder a una “tercera dentición”, después de la primera – los dientes de leche, que nos sirven durante la niñez – y la segunda -  los dientes permanentes – que tenemos en nuestra etapa adulta. 

Por ello, los implantes pueden mejorar significativamente la calidad de vida del paciente, no solo estéticamente, sino físicamente, ya que tener o no una pieza dental incide de forma directa a la hora de masticar, hablar, relacionarse con otras personas… En definitiva, permiten volver a llevar una vida normal. 

No obstante, tener un implante requiere de unos cuidados esenciales para que la vida útil de este no se acabe antes de lo previsto. Se ha observado que en los últimos años se ha experimentado un marcado incremento de casos de problemas con los implantes dentales, entre los que destacan las enfermedades periimplantarias. Estos problemas pueden, sin el tratamiento adecuado, llevar a la pérdida prematura de los implantes.

El Dr. Peñarrocha, médico estomatólogo y neurólogo, especializado en Cirugía e Implantología Bucal por la Universidad de Barcelona, Catedrático de Cirugía Bucal de la Universitat de València, miembro de la European Board of Oral Surgery y Presidente de la Sociedad Española de Cirugía Bucal ha llamado la atención sobre este creciente problema de salud, pero advierte positivamente: “el 90% de los implantes no se perderán si se siguen unos cuidados básicos”.

Las enfermedades derivadas de los implantes dentales afectarán a muchísimos pacientes

En los últimos años se ha experimentado un marcado incremento de casos de enfermedades periimplantarias, es decir, de trastornos que surgen alrededor de los implantes dentales y que mayoritariamente tienen un carácter infeccioso. Según ha observado el doctor se calcula que actualmente 1 de cada 5 portadores de un implante dental terminarán desarrollando peri-implantitis, la forma más grave de enfermedad peri-implantaria y, como consecuencia, acabarán por precisar de nuevos tratamientos.

El objetivo principal del dentista debe ser siempre será preservar el diente natural. Es decir, el implante nunca debe ser la alternativa a un diente natural sano o al que pueda devolvérsele la salud con tratamientos odontológicos. Solo estará indicado ante la ausencia de un diente o cuando sea totalmente imposible conservar el diente natural. “Una vez se coloque el implante al paciente, este debe ser tratado como un dispositivo médico que como ocurre con cualquiera de ellos, requiere cuidados y atención, para prevenir infecciones y hacer un esfuerzo por mantenerlos en perfecto estado”, aclara el presidente de la Sociedad Española de Cirugía Bucal.

Las visitas regulares después de la implantología pueden reducir considerablemente la aparición de enfermedades como la periimplantitis, además de ser una solución “sencilla, económica y eficaz”, ha recalcado el doctor.

 

La regla del 2

Otro de los consejos prácticos que se tiene que tener en cuenta a la hora de practicar una implantología es el de trabajar sobre una boca sana: “cuando colocamos implantes dentales en la boca no debe haber enfermedad de las encías, ya que una deficiente salud periodontal previa a la colocación de implantes dentales puede reducir la eficacia de este recurso terapéutico y acortar sustancialmente su vida media”. Para evitar que de una periodontitis se derive una periimplantitis, seguir estos consejos fáciles, conocidos como “regla del dos” marcarán la diferencia:

  • Lavarse los dientes dos veces al día, como mínimo.
  • Utilizar al menos dos métodos de limpieza: el cepillo convencional y un instrumento de cepillado interdental. El cepillo convencional solo permite limpiar las superficies interna (que mira a la lengua) y externa (que mira hacia el labio). Los pequeños cepillos interdentales son útiles para limpiar los espacios estrechos entre los dientes. En pacientes jóvenes, cuando el cepillo interdental no cabe, ya que hay encía interdental, lo conveniente es utilizar seda o cinta dental.
  • Realizar dos revisiones anuales en su consulta.

Asesor científico del Instituto Dental de Implantología de Valencia

El Doctor Peñarrocha es asesor científico del Instituto Dental de Implantología de València, una clínica dental de más de 30 años de experiencia donde se encuentra un equipo multidisciplinar de odontólogos especializados en cada uno de los tratamientos dentales que ofrecen a sus pacientes. Su mayor compromiso es ofrecer un servicio de calidad que se ajuste a las necesidades de cada paciente, al mismo tiempo que dan un trato familiar y cercano.

En el caso concreto de la implantología, el instituto cuenta con una gran especialización y técnicas innovadoras. Estos son los pilares que convierten a IDIM en un equipo que desde hace 30 años, busca la excelencia en el tratamiento en implantes dentales en Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.