Diferencias entre las llantas de acero y las de aluminio

1808

Hace tan sólo un par de años, la gran mayoría de los coches lucían llantas de acero. Sin embargo, el tiempo ha dado paso a una marcada preferencia por la aleación y sus beneficios. Para ello ha sido necesario dejar de lado algunos mitos sobre este tipo de llantas.

llantas cochesEn este sentido, la principal diferencia entre las llantas de acero y las de aluminio estaba asociada con el precio. Es por ello que quienes deseaban adquirir Llantas baratas, debían decidirse sin más remedio por el acero. Sin embargo, en la actualidad el mercado tiende a equilibrar esta situación.

Gracias a esto es cada vez más fácil encontrar llantas de aluminio baratas. Esto a su vez, incrementa la relación entre precio y calidad, ofrecida por las llantas de aluminio.

No obstante, la diferencia entre llantas de acero y llantas de aluminio, trasciende el aspecto económico. Pues, se trata de un elemento capaz de afectar diversos aspectos del trabajo que realiza en cuanto al vehículo se refiere. Así como otros temas significativos para cualquier propietario de vehículo.

Las llantas con mejor apariencia y estilo

Si de apariencia y estilo se trata, las llantas de aluminio baratas han demostrado ser la opción indicada. Pues, la flexibilidad de este material permite un mayor moldeado y precisión. Por tanto, ofrece una variedad mucho mayor de formas y diseños. Para ello, suelen jugar con los bordes, así como con el acabado de la pieza.

En este sentido, las llantas fabricadas en aluminio garantizan una apariencia superior a cualquier coche. Por esta razón, los más atentos a este tipo de detalles suelen preferir el aluminio sobre el acero.

No obstante, las llantas de acero pueden acompañarse de tapacubos. Estos permiten mejorar la apariencia de las llantas ferrosas. Así, aunque estos no ofrecen la misma variedad de diseños que las llantas de aluminio, son una solución alternativa al problema del estilo.

Por otra parte, las llantas de acero han alcanzado cierto nivel de popularidad entre los aficionados del tuning. Tendencia que conlleva la modificación de las llantas, para de ensanchar las ruedas. Tras la transformación son popularmente conocidas como steelies.

Tamaño y peso de la llanta

A la hora de cambiar las llantas de un coche, se debe tener en cuenta aspectos como el diámetro y anchura de la misma. Pues, este tipo de característica incide directamente en las medidas y modelo de neumático que se puede usar sin riesgo.

Adicionalmente, si se ha decidido usar una llanta distinta a la especificada por el fabricante, entonces también se debe tener en cuenta su peso. Así, si se usan llantas más ligeras como las llantas de aluminio baratas, se obtiene un menor consumo de combustible.

Además, reduciendo el peso no suspendido, se favorece el trabajo a realizar por parte del vehículo en cuanto a la dirección y el frenado. Esto a su vez, disminuye el peso de la masa de rotación del neumático. Situación que en las llantas de acero, por efecto de las fuerzas giratorias, se traduce en un peso cuatro veces mayor durante el desplazamiento.

Con ello se aminora la capacidad de respuesta al acelerar el coche. Por otra parte, el peso extra de las llantas de acero, puede tener un impacto negativo en el consumo de combustible.

Resistencia y mantenimiento de las llantas

Tradicionalmente, se considera que las llantas de aluminio son menos resistentes que las fabricadas en acero. Esto es un argumento, que en la actualidad carece de validez. Pues, los tratamientos protectores empleados garantizan la durabilidad de la llanta y su apariencia.

En este sentido, el esmalte aplicado para su protección evita la corrosión causada por el tiempo, el clima y otros percances. Además, el mantenimiento de las llantas de aluminio baratas se limita a lavar regularmente con agua y jabón. Esta simple rutina de limpieza es suficiente para conservar su aspecto brillante y atractivo.

En cuanto a las llantas de acero se refiere, estas son resistentes independientemente del clima. De igual forma, resultan robustas y firmes frente a los golpes que pueden recibir. Por otro lado, demandan un mantenimiento mínimo y son muy fáciles de limpiar. Sin embargo, resultan muy vulnerables a la rápida oxidación de su superficie.

Impacto en la refrigeración del sistema de frenos

Entre las características más preciadas de las llantas de aluminio baratas, destacan sus múltiples ventanas de ventilación. Esto tiene un impacto favorable en la refrigeración del sistema de frenos. De esta manera, logran disminuir hasta en un 20% la temperatura del sistema de frenos.

Además, las propiedades físicas del aluminio ofrecen una mayor disipación térmica. Esto contribuye aún más en la disminución de la temperatura en frenos y neumáticos. Con esto se garantiza, una vida útil más prolongada en ambos sistemas. En contraposición, la alta conductividad del acero juega en contra de la durabilidad de las ruedas. A la vez que dificulta la refrigeración de los frenos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.