Ribó pide al Gobierno que asuma los 60 millones de deuda de La Marina “aún pendientes de resolver”

549

El alcalde de València, Joan Ribó, ha solicitado a la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, que el Gobierno central asuma los 60 millones de euros de deuda de La Marina de València “pendientes de resolver” tras la celebración de la Copa América y se ha mostrado “parcialmente satisfecho” después de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) hayan asumido los 390 millones que pesaban sobre la Marina, “una reivindicación de Compromís, tanto en València como formulada a través del Congreso”.

Joan Ribó reunion telemáticaRibó ha pedido que el ejecutivo central “asuma también los 60 millones restantes, que quedaron pendientes en un producto financiero (SWAP)”. Según fuentes municipales, la idea del alcalde es que el Gobierno costee el total de lo que costó la Copa América, “como se hizo en su día con las Olimpiadas de Barcelona, o la Expo de Sevilla y Zaragoza”, ya que “todos son actos de impacto internacional para España”.

El alcalde de València ha mantenido este lunes una reunión telemática con la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la que se ha abordado la condonación de la deuda del Consorcio Valencia 2007 que gestiona La Marina de València.

En ella, Ribó ha calificado como “un triunfo de la ciudadanía de València” que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 contemple la asunción de la deuda originada por el préstamo del ICO, que asciende a cerca de 370 millones de euros, “con el que fueron costeadas las infraestructuras de la Copa América en 2007. Se trataba de una reivindicación justa que desde hacía demasiado tiempo atenazaba el futuro no solo de la Marina, sino de toda la ciudad”.

De la misma manera, Ribó ha detallado que el Gobierno asume los costes por obras de reposición de infraestructuras e instalaciones que la Autoridad Portuaria de València realizó y que reclama al Consorcio, que ascienden a 24 millones de euros. De esta cantidad, los PGE para 2021 contemplan 16,9 millones y el resto será asumido en los presupuestos de 2022, ha añadido el primer edil.

No obstante, el alcalde de València ha solicitado al Gobierno central que “asuma los más de 60 millones de euros generados en concepto de productos financieros adeudados al fondo de inversión TCA”.

Se trata del seguro que obligaba a suscribir el préstamo del ICO al Consorcio de València con una entidad privada, para asegurar el tipo de interés a satisfacer ante las oscilaciones del mercado. Este seguro de cambio se concertó con el Banco de Santander que, una vez vencido y moroso, lo vendió a un fondo de inversión llamado TCA, con quien se mantiene la deuda actualmente.

El alcalde ha propuesto, incluso, que el Gobierno “pueda hacer frente a esta deuda en dos anualidades, como se ha propuesto con los costes por obras de reposición de infraestructuras e instalaciones”.

Finalmente, Ribó ha defendido “el modelo de éxito que ha representado en los últimos años la Marina de València, convirtiéndose en un polo de innovación y atracción de inversiones para la ciudad. Hemos recuperado la Marina y le hemos dado el impulso que necesitaba, consiguiendo que por primera vez tuviera resultados positivos que solo quedaban lastrados por la deuda arrastrada de la época del PP”,.

Ribó ha agregado que “ahora debemos continuar por la senda iniciada, con un proyecto de dinamización económica basada en la innovación, el deporte y la cultura, como ejes de este frente marítimo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.