Detenido en Manises tras robar 11.000 kilos de metales en la planta de reciclado en la que trabajaba

0
864

La Guardia Civil ha detenido en Manises a un hombre como responsable del robo en un planta de 119 elementos de hierro, baterías y otros elementos de metal que suman 11.000 kilos.

robo baterias ManisesEl empresario, dueño de la planta de valoración y gestión de residuos sólido urbanos y compostaje, denunció en febrero en un juzgado de Quart de Poblet que le habían robado 119 unidades de láminas de hierro para la construcción de unos cangilones para el procesado del residuo y de baterías.

El gerente de la empresa tenía sospechas sobre el personal de mantenimiento que está compuesto por 20 operarios que realizan sus jornadas en horarios de mañana y tarde. Por otra parte, advierte el desconocimiento sobre la cantidad y valor de las baterías de automoción sustraídas.

En un principio y durante las primeras gestiones indagatorias, la Guardia Civil realizó varias inspecciones oculares en varias naves de la planta de tratamiento, no observando ningún indicio de forzamiento alguno en sus accesos, reforzando así las sospechas de la propia gerencia en el personal de mantenimiento.

La principal vía de investigación se centró en los operarios de mantenimiento y en particular en una persona que puntualmente utilizaba una maquinaria especial provista de brazo elevador y cesto de seguridad, para posteriormente desplazarse con ella a un punto donde no era captado por las cámaras de seguridad de la planta, permaneciendo invisible durante algunos minutos.

Días más tarde, la Guardia Civil logró identificar al autor de los hechos, un varón de 40 años y de nacionalidad española tras realizar un operativo para la recuperación de lo sustraído y posterior detención del autor.

Paralelamente, y tras realizar las pertinentes gestiones en tres de las chatarrerías cercanas a su domicilio y lugar de trabajo, se pudo esclarecer que el material había sido vendido a peso por el trabajador en el que se centró la investigación, el cual había trasladado el material con sus propios medios, constatando que durante los tres últimos años había estado vendiendo baterías de automoción de plomo y diversa grifería como latón.

Tras analizar la documentación obtenida, consiguió apropiarse de un total de 4.971 kilogramos de latón y 6.164,3 kilogramos de plomo, logrando conseguir la cantidad de 15.715.88 euros.

La Guardia Civil también le intervino 8 baterías de automoción preparadas para ser vendidas en alguna chatarrería próxima a su domicilio de Manises, por un valor aproximado de 80 euros, que fueron entregadas a su legítimo propietario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.