Detenidas 9 personas por el cultivo ilegal de marihuana en 8 viviendas de Paterna y Picanya

163

La Policía Nacional ha detenido a nueve personas, de origen albanés, serbio y marroquí, de entre 24 y 51 años tras desarticular una red de cultivo de marihuana indoor en ocho viviendas ubicadas en las localidades de Paterna, San Antonio de Benagéber, Picanya y L’Eliana.

Las investigaciones se iniciaron el pasado día 20 de marzo, cuando los agentes tuvieron conocimiento que un chalet ubicado en Paterna, podría albergar en su interior una plantación de marihuana.

Tras esto, los investigadores desplegaron un dispositivo policial en el que realizaron varias vigilancias en torno a la vivienda y comprobaron que estas personas habrían elegido una zona residencial para no levantar las sospechas de los agentes. Durante las pesquisas, los policías averiguaron que el chalé albergaba una plantación de marihuana indoor.

Además, en el transcurso del operativo los investigadores averiguaron la existencia de un grupo organizado que se dedicaría a cultivar marihuana a gran escala y que contaría, además, con siete viviendas más en la que se desarrollaría su actividad. Una de ellas era utilizada como base logística desde la que se coordinaba los otros inmuebles en las que se encontrarían las plantaciones indoor.

Durante las indagaciones, los policías tuvieron conocimiento que en cada domicilio residía una persona que se encargaba del cultivo, del desarrollo y recolección de la plantación, y que no abandonaba la vivienda, ya que un componente de la organización le suministraba la comida en la puerta de la misma.

2.800 plantas y 20.000 euros

Los agentes comprobaron que en siete de los inmuebles existía una instalación eléctrica que serviría para favorecer el crecimiento de las plantas, además de una defraudación al fluido eléctrico para el mantenimiento de las máquinas de aire, de lámparas, así como los sistemas de ventilación.

En las diferentes viviendas los agentes desmantelaron 2800 plantas de marihuana y 168 kilos de la planta seca en cogollos, unos 20.000 euros, teléfonos móviles, varios ordenadores portátiles, dos vehículos, además de diversa documentación.

Finalmente, los agentes han detenido a nueve personas, ocho hombres y una mujer, tres de ellas con antecedentes policiales, como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública, organización criminal y defraudación de fluido eléctrico. Los detenidos han pasado a disposición judicial.

Modus operandi

Según fuentes policiales, este tipo de organizaciones capta a una persona con una precaria situación económica para que trabaje en exclusiva para ellos. Las funciones de estos empleados consisten en localizar una vivienda que albergue un espacio donde instalar un cultivo de la sustancia estupefaciente que disponga de luz artificial, que resulta más rentable ya que se pueden realizar hasta cuatro recogidas al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.