Detenidas 5 personas en Llutxent y Massarrojos por el uso ilegal de trampas para la caza de aves

1080

Con motivo de la aplicación del Plan Acción Especial contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres, que da cumplimiento a la prioridad de la conservación de especies de fauna y flora amenazadas, se realizan servicios preventivos por parte de la Unidad del SEPRONA durante el mes de septiembre consistentes en el reconocimiento de paranys (trampas) al objeto de localizar aquellos que pudiesen encontrarse preparados para su uso durante el paso de aves, que tiene su punto álgido durante el mes de octubre .

A lo largo de diferentes servicios encaminados a la localización del uso de este método de caza ilegal se localiza el día 21 de octubre, a las 02.30 horas, en la localidad de Llutxent, un parany en activo que se encontraba emitiendo sonidos acústicos que imitan el canto de aves, en este caso del tordo, mediante reproductor y altavoz. En él había diversas aves capturadas con varetas impregnadas de liga que impiden el normal desenvolvimiento del animal llegando incluso a producirles la muerte.

Del mismo modo, y por el mismo motivo, se localiza el 26 del mismo mes otro parany activo en la pedanía de Masarrojos en la que se localiza un equipo reproductor de sonidos, así como 18 redes japonesas o redes de niebla de unas dimensiones de 14 metros’ de largo y 3 de alto, que se encontraban dispuestas y con especímenes capturados en las mismas.

El resultado de dichos servicios da como resultado la investigación de 5 personas, todas de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 38 y 62 años, por un delito contra la flora y la fauna por el uso de medios no selectivos para la caza e incautación de los diversos efectos. Además,  realizaban la actividad cinética de forma ilegal en horarios nocturnos y zonas rurales de difícil acceso.

En ambas actuaciones se intervinieron 18 redes de nylon de color negro con una superficie aproximada de 800 metros; cuatro reproductores de sonidos acústicos atrayentes mediante cantos de imitación de aves; tres botes de sustancias adherentes (liga) de 1 kg de peso cada una; un cepo metálico de captura para animales tipo zorro; 530 varetas impregnadas con liga retiradas de los paranys y dos baterías de alimentación para los productores.

Además, se encontraron siete especímenes de tordos muertos y otros 15 especímenes que fueron puestos en libertad en el medio natural así como un espécimen de petirrojo que también pudo ser liberado.

Las diligencias han pasado a disposición de la Físcalia del Medio Ambiente de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.