Cuidem Benimaclet presenta 1.000 nuevas solicitudes formales al Ayuntamiento para frenar el PAI Benimaclet Est

0
426

La plataforma Cuidem Benimaclet ha entregado este lunes 1.000 solicitudes formales al registro general del Ayuntamiento de València. Se suman a las 1.345 que ya es entregaron el pasado mes de diciembre, apenas unos días después de que la promotora y constructora Metrovacesa presentara el dia 4 de diciembre el proyecto ‘Ara Benimaclet‘ de ejecución del PAI Benimaclet Est.

De nuevo el vecindario de Benimaclet y del resto de la ciudad de València muestra, con la firma de los registros, su oposición a un proyecto que, recordemos, supone edificar 1.345 viviendas en un barrio que está en riesgo de colapso poblacional y que supone un desastre ecológico para la zona de transición a l’Horta que actualmente conforma el suelo no urbanizado de Benimaclet.

Las solicitudes que ahora se presentan vuelven a pedir y razonan por qué es legal jurídicamente la demanda de la desclasificación del suelo urbanizable programado (S.U.P) a suelo no urbanizable (S.N.U) para que se mantenfa en la situación actual de suelo rural y evitar, de esta forma, la construcción de nuevos edificios. Además, se detallan las implicaciones reales que tendría el uso de esta tarea jurídica, como la de que no cabría indemnización a ningún agente urbanizador, ya que no existe ningún tipo de patrimonialización del terreno del PAI. Tampoco el Ayuntamiento, según asegura la plataforma Cuidem Benimaclet, tendría responsabilidad patrimonial alguna.

La acción vecinal no ha terminado aún. Cuidem Benimaclet sa ha aqdherido a la campaña València no està en venda. Protegim el territori, defensem l’habitatge. Más de 75 colectivos, entidades y asociaciones de València y su área metropolitana se han adherido a esta campaña “para hacer frente a la especulación sobre la vivienda y la destrucción del territorio de los planes urbanos y urbanísticos en marcha”. Una campaña que se hará visible el próximo día 11 de mayo en una manifestación unitaria a las 18 horas en el Parterre, en pleno corazón de la ciudad de València.

Cuidem Benimaclet lamenta que, acabada la legislatura “que se anunciaba como la del cambio, se observa que, más allá de algunas medidas proteccionistas, el gobierno autonómico ha seguido sometido a los grandes poderes económicos que destruyen nuestro territorio y especulan con la vivienda. Se hace necesario, por tanto, continuar movilizándonos para visibilizar que el cambio climático está al caer, que la destrucción del territorio y el crecimiento sin límites contradicen toda lógica de sostenibilidad. Que no se puede dar la espalda a las familias en riesgo de exclusión social que son expulsadas de sus viviendas”.

“Y es que para Cuidem Benimaclet, una ciudad ha de ser sostenible y ha de satisfacer las necesidades del vecindario, no viable en términos económicos”, señalan. “Por ello, Cuidem Benimaclet y la campaña València no està en venda exige la paralización de los proyectos destructores del territorio valenciano, tanto para la huerta como para el resto de espacios verdes que quedan en València y su área metropolitana, así como la paralización de expulsiones del vecindario, tanto desahucios como desalojos, revertiendo así los procesos de gentrificación y turistificación. Hay que implementar también medidas que protejan a las familias en peligro de expulsión”.

Ahora que se abre un nuevo período de gobierno, la plataforma Cuidem Benimaclet pide que los gobiernos autonómico y municipal “reflexionen sobre el modelo de ciudad que se quiere para el futuro, poniendo encima de la mesa alternativas reales de desurbanización, desclasificación del suelo o de regulación de los precios del alquiler. Cuidem Benimaclet interpela, de nuevo, a la clase política”.

“Porque tanto el territorio como la vivienda han de ser no una mercadería en beneficio de unos pocos y perjuicio de la mayoría, sino donde habitamos, trabajamos, jugamos y nos alimentamos” pone de manifiesto Cuidem Benimaclet. “Porque hemos de ser conscientes de que tenemos que decrecer y desurbanizar, ya que como sociedad no se puede entender que mientras hay miles de casas vacías y miles de personas sin casa, todavía queramos construir más viviendas sobre el poco suelo verde que nos queda”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.