Cuidados especiales con las personas mayores para el otoño

237

El otoño es una estación que nos prepara para el frío invierno y las personas mayores son muy sensibles a este tipo de cambios. Su piel puede estar más deshidratada de lo habitual y tienen predisposición a coger gripes o catarros. Por esta razón, las residencias de ancianos en Alicante ofrecen una serie de consejos que es fundamental tenerlos en cuenta y aplicarlos cuanto antes. De esta forma, garantizamos que nuestros mayores estén bien.

Hidratarse por dentro y por fuera es indispensable

No es extraño que durante el otoño la piel empiece a descamarse, se agriete y que al pellizcarla ligeramente con los dedos tarde mucho en volver a su estado original. Esto es algo habitual que le suele ocurrir a las personas mayores y es que el otoño tiene un efecto muy importante en la piel. Por eso ¿qué es lo que se debe hacer para que nuestros mayores estén hidratados?

Lo ideal es siempre llevar una botella de agua y cada dos horas, como mucho, ofrecerles de beber a las personas mayores. No importa que solo tomen dos sorbos de agua, lo fundamental es que lo hagan con frecuencia y que no se olviden.

Con todo, no hay que olvidarse de la piel. Hay que hidratarla cada día después del baño para que las personas mayores no empiecen a sufrir heridas o daños en ella. Además, cuando la dermis está deshidratada esto causa malestar y tirantez. Por ello, hay que usar una crema altamente hidratante todos los días.

Resguardarse en casa cuando hace más frío

En otoño hace más frío por la mañana y por la noche, momentos del día en los que las personas mayores deberían estar resguardadas en casa. ¿Cuándo sería aconsejable que saliesen a pasear? Por la tarde, ya que suele dar el sol y esto es beneficioso para ellos. Además, las temperaturas son muy agradables.

Eso sí, a pesar de las cálidas temperaturas que pueda haber, es fundamental que lleven la ropa de abrigo adecuada. Una bufanda que les pueda tapar la garganta si notan algo de frío y una chaqueta que les proporcione calor cuando lo necesiten. En otoño suben los casos de gripe, resfriado y catarro. Por ello, este es un consejo vital en toda residencia de personas mayores.

Cuidar la alimentación es esencial

Otro cuidado especial que tienen muy en cuenta las residencias de personas mayores es la alimentación, sobre todo, durante el otoño. Esta garantizará que los ancianos tengan unas buenas defensas para prevenir todas las infecciones frecuentes en esta estación del año. Por lo tanto, no hay que descuidarla.

En las residencias de ancianos en Alicante se tienen en cuenta todas las problemáticas que pueden traer los cambios de estación para las personas mayores. Son mucho más sensibles a ellos, al frío, a la melancolía que suele traer el otoño… Por lo tanto, hay que cuidar a los ancianos ahora más que nunca. Con estos consejos, además de cariño, nuestros mayores estarán en buenas manos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.