¿Cuándo cambiar la correa del alternador?

1749

La correa accesoria (o correa del alternador) suministra energía a los componentes del motor a través de un sistema de poleas y rodillos tensores y/o bobinadores. La de la distribución es la que hace que se sincronicen los 4 tiempos del motor de explosión, dependiendo del motor, las medidas de las correas suelen ser diferentes.

Hemos enumerado los síntomas que indican que su correa necesita ser cambiada

Algunos vehículos tienen dos correas, pero la mayoría de los vehículos nuevos tienen sólo una. Es una correa o banda de goma reforzada que suministra energía al alternador, al sistema de aire acondicionado, a la dirección asistida y a otros componentes esenciales del vehículo. En general, recambioscoches.es el sitio recomienda cambiar la correa del alternador cuando su vehículo alcanza entre 130.000 y 200.000 kilómetros, pero esto depende en gran medida del uso de su coche. De hecho, el cinturón accesorio tiene una vida útil limitada y a veces puede dañarse de forma anormal y rápida, por lo que es importante que su vehículo sea revisado con regularidad. Una vez que la correa se rompe, puede causar que la correa de distribución se rompa, lo que inmovilizará su vehículo y tendrá consecuencias mucho más graves en su motor.

La manera más efectiva de saber cuándo cambiar la correa del alternador o distribuidor es estar atento al ruido y monitorear la condición visual de la correa. Algunas señales pueden ponerlo en el rastro de una correa desgastada:

  • La luz indicadora de batería se enciende
  • La intensidad de la luz de los faros y de las luces disminuye considerablemente.
  • El motor se para y no vuelve a arrancar
  • Aparece un ruido de latido a nivel del motor

¿Cómo sabe si es necesario cambiar la correa del alternador?

Aquí hay algunas pistas que pueden ayudarle:

El ruido

La señal de advertencia más común es el ruido del motor, que puede variar desde un chillido casi inaudible hasta un ruido ensordecedor cuando el vehículo está en marcha o el motor está al ralentí. En cualquier caso, una correa dañada o desgastada debe ser reemplazada lo antes posible. Si esto no se hace rápidamente, las consecuencias podrían ser mucho más graves y causar daños significativos a otros componentes del motor. Una rotura de la correa puede, por ejemplo, causar una rotura de la correa de la distribución, lo que a su vez causa una falla del motor.

Desgaste por el uso

Cualquier grieta o putrefacción en la correa de su vehículo debe resultar en su reemplazo inmediato. Por lo tanto, si está dañada, no espere a cambiarlo. Podría conducir decenas de kilómetros sin darse cuenta, pero su vehículo probablemente terminará en el arcén de la carretera averiado. En el peor de los casos, el fallo de la correa podría causar daños significativos a otros componentes del motor y, en particular, requerir la sustitución de la correa de distribución. En caso de duda, es preferible, por tanto, que se sustituya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.