Cómo promueven las competencias del S.XXI el desarrollo de los valores y la transformación social

0
284

De la misma manera que los grandes cambios generados por la revolución industrial dieron origen a las nuevas ideologías del siglo XX, es muy probable que las revoluciones de la próxima década en tecnología de la información y biotecnología requieran nuevas perspectivas.

¿Quizá haya llegado el momento de cortar para siempre con el pasado y elaborar un relato completamente nuevo? Es evidente que en la actualidad no hay consenso, nos hallamos todavía en el momento de la desilusión y la indignación, pero es evidente que en la próxima década se deberán formular nuevos modelos sociales y políticos.

En las próximas décadas, consecuencia de la disrupción tecnológica y el colapso ecológico, se dice que la generación más joven podrá sentirse afortunada si consigue subsistir. Por ejemplo, los algoritmos se están convirtiendo en los compradores más importantes de bonos, acciones, etc. Cuando se diseñan páginas web, se valora el algoritmo de búsqueda de Google, en lugar de las valoraciones de las personas.

Lo que seamos capaces de ser de aquí a cinco años dependerá de lo que hagamos hoy. Por esta razón, tenemos que hacer una reflexión sobre las competencias del siglo XXI. Ya en 2006, la revista Time resaltaba la importancia de pensar en problemas abstractos, trabajar en equipo, distinguir la información confiable de la que no lo es, y hablar una lengua extranjera (How to Build a Student for the 21st Century, TIME Magazine, December 18, 2006). En 2012, Bernie Trilling y Charles Fadel en su obra seminal Las habilidades del siglo XXI, aprender para la vida en nuestros tiempos, señalaron la importancia de las habilidades de aprender e innovar, el desarrollo del pensamiento crítico y la capacidad de resolución de problemas, la comunicación, la colaboración y la creatividad.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que existe un consenso en la sociedad sobre la importancia del desarrollo de estas habilidades para afrontar los retos de un mundo lleno de cambios profundos y acelerados. Estas habilidades buscan cubrir la brecha cada vez más pronunciada entre el progreso de la ciencia y la pertinencia de los contenidos y los sistemas educativos.

Tenemos claridad sobre el mundo cambiante en que vivimos. Sin embargo, como sociedad carecemos de una ruta clara que nos permita ajustar los contenidos educativos a estos cambios que nos trae el futuro, en que se espera que los estudiantes las pongan en práctica. En otras palabras, no contamos con un mapa completo de la realidad y del tiempo que nos permita decidir cómo ir de un lugar a otro. Tan sólo podemos hacer conjeturas medianamente informadas sobre lo que es probable que acontezca.

Dada esta coyuntura, una reflexión sobre las competencias del siglo XXI nos lleva a apostarle a una competencia transversal y universal que debemos fomentar entre los jóvenes: aprender a aprender. En un mundo cambiante, la capacidad de cambiar a su ritmo, o por lo menos intentar acercarse a éste, puede ser muy útil para seguir siendo relevantes en la economía y la sociedad.

Pincha sobre la portada del libro para descargarlo en formato PDF

Los valores, por su parte, deben globalizarse y preservarse. Como lo menciona BBVA OpenMind en su libro Valores y Ética para el siglo XXI, necesitamos unos valores comunes para que soporten la economía, la política y la sociedad, y que ofrezcan tanto bienestar como la oportunidad de desarrollar el potencial de todos los seres humanos.

Desarrollar la habilidad de aprender a aprender, conocer los procesos metacognitivos y neurobiológicos que configuran el aprendizaje, y saber cómo aprovecharlos y sacar ventaja de ellos les puede dar a los niños y jóvenes el empoderamiento necesario para tener sesiones de estudio y aprendizaje más eficientes, para renovar conocimientos e incluso plantearse cambios de carreras en el futuro, lo cual, de acuerdo al Banco Mundial y el Foro Económico Mundial, será cada vez más necesario y común. Así mismo, unos valores basados en el respeto de la condición humana y expresados en la igualdad de oportunidades de desarrollo del potencial humano y la reivindicación de la importancia del ser humano en un mundo cada vez más dominado por la tecnología, les ofrecerán a nuestros jóvenes y niños la oportunidad de triunfar y llevar vidas llenas de significado y propósito, más que subsistir.

Esta edición del Simposio Internacional IMAT 2019 apuesta por la innovación educativa junto con los retos y desafíos que plantea el nuevo escenario, económico, social, político y tecnológico.

El Simposio que se articula en tres ejes:

1. Innovación Docente: ¿Cuál es el rol del docente?
2. Competencias del siglo XXI: Saber hacer.
3. Transformación social: Nuestro reto en la revolución digital.

Propone un viaje a los asistentes en el que partiremos con una presentación de las últimas tendencias en educación y herramientas tecnológicas, cómo las primeras se deben extender y cómo las últimas se están extendiendo de una forma sin precedentes en nuestra sociedad y, por tanto, en las aulas. En este sentido, se encontrarán espacios para unir las dos realidades y así enriquecer el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Seguiremos con laboratorios y ponencias, estrategias y herramientas innovadoras para afrontar la actual era de la tecnología, llena de incertidumbre a la vez que nos ofrece innumerables oportunidades educativas.

Finalizaremos con mesas redondas donde se trabajarán diferentes temáticas relacionadas con los tres ejes, y se buscará el planteamiento de soluciones efectivas para lograr una mejor adaptación al entorno y sacar el máximo partido de las herramientas y estrategias planteadas. Apostando en este sentido por un aprendizaje continuo que dote al alumnado, al docente y a los directivos de las competencias necesarias para su desarrollo y adaptación en un entorno competitivo y cambiante.

El simposio, por tanto, pretende desarrollar los valores necesarios para preparar a la comunidad educativa en la transformación que requiere el futuro incierto al que nos enfrentamos.

[ Dra. María Guijarro | Subdirectora corporativa de Investigación en ESIC Business & Marketing School | directora del Simposio Internacional de Innovación Aplicada (IMAT) ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.