Catalá pide a Ribó la cabeza de Grezzi “o quedará como el acalde estafado que se rió de los valencianos”

0
296

La portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, ha exigido hoy al alcalde Joan Ribó y a sus socios del gobierno del PSPV en el Pleno extraordinario sobre el robo de 4 millones de euros en la EMT el cese inmediato del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, como presidente de la empresa.

La portavoz popular ha desvelado que Grezzi ha reconocido en el Pleno, hasta en dos ocasiones, que la trabajadora que estaba en copia de correos enviados por los defraudadores aprobó operaciones contables de la empresa mientras estaba de baja laboral. Por ello, “vamos a informar a la Inspección de Trabajo sobre esta irregularidades reconocidas públicamente por el presidente de la EMT”.

Catalá ha pedido al gobierno municipal de Compromís y PSPV que asuman responsabilidades políticas por el robo y respeten a los usuarios de la EMT. “Los personas mayores, los trabajadores, los jóvenes, todas las personas que usan la EMT, los accionistas de la empresa, que son todos los valencianos, ¿no merecen la misma exigencia en responsabilidades que se requeriría en una empresa privada?”, se ha preguntado.

La portavoz popular ha defendido en el debate que la comisión de investigación sobre el robo debería celebrarse en el seno del Ayuntamiento, ya que según ha destacado, “la comisión creada en la EMT es opaca y antidemocrática porque se ha votado por mayoría que Grezzi se ausente durante la comparecencia de los trabajadores y esto no se va a respetar”.

El gobierno de Compromís y PSPV ha rechazado la propuesta de los grupos de la oposición de crear una comisión de investigación en el Ayuntamiento, “donde habría luz y taquígrafos, una comisión abierta con la presencia de la prensa, y no lo que está sucediendo en la EMT con la puerta cerrada y con total opacidad”, ha valorado Catalá.

El Grupo Popular ha propuesto en el Pleno que se realice una auditoría de seguridad informática independiente del Ayuntamiento y la EMT para detectar las vulnerabilidades de los sistemas que han posibilitado el fraude ocurrido en el mes de septiembre y determinar si estas vulnerabilidades han afectado, o pueden afectar, a otros departamentos municipales o entidades del Sector Público Local. Esta propuesta finalmente se ha aprobado modificada por una alternativa del equipo de gobierno.

Otro punto rechazado por el gobierno municipal, con el voto de calidad del alcalde, al igual que ha sucedido con la creación de una comisión de investigación dentro del Ayuntamiento, ha sido que la Intervención General Municipal elabore un informe sobre la correcta aplicación de los protocolos y normativa aplicable a las órdenes de pago afectadas por la estafa.

Catalá ha puesto de manifiesto en el transcurso del debate que en las últimas auditorias sobre cumplimiento de legalidad y en los informes del Tribunal de Cuentas sobre la EMT se alertaba de la falta de un plan de contingencias informáticas y sobre irregularidades contables que debían ser revisadas por los servicios jurídicos. Sin embargo, estas deficiencias no fueron subsanadas a tiempo y dejaron a al EMT como una empresa desprotegida y vulnerable, sin instrucciones internas ni protocolos de cómo suplir las bajas laborales. “Una empresa, en definitiva, dirigida por una equipo incompetente y que no ha estado a la altura”.

María José Catalá ha finalizado achacando al gobierno de Ribó y el PSPV su falta de transparencia y de espíritu democrático. “Ustedes no son los que yo conocía, me los han cambiado. ¿Dónde están los de que nos tornen els diners, los que exigían comisiones de investigación…?, señor Ribó a usted pisar la moqueta de los despachos le ha cambiado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.