Casa de Acogida de Paterna: La fealdad oculta bajo las caretas

3239

No se puede entender, en este tiempo del boom de la comunicación, que el alcalde de Paterna pretenda defender su posición contra la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas por la instalación de una casa de acogida para menores en situación de desamparo. Y que éste lo haga con el poco creíble argumento de no haber sido informado adecuadamente. Si ha habido una falta de cortesía por parte de la Conselleria, que Sagredo  ha calificado de “deslealtad institucional” y de “incapacidad política”, la respuesta, si no hay intereses ocultos, es realizar una llamada y aclarar la situación. Pero en absoluto se puede justificar el bloqueo a un centro de acogida de menores cuya protección fue firmada también por PSOE, PP y Ciudadanos en el Pacto por la Infancia, y que ahora todos ellos han boicoteado.

Dejaremos de lado que la vivienda del alcalde precisamente se encuentra en esa urbanización y que pretenda evitar que su convivencia diaria se vea alterada por el enfado de algunos de sus vecinos que, curiosamente, han sido puestos en pie de guerra por el líder de la formación de España 2000, José Luis Roberto, vecino de la zona, y procesado por el escrache ante la casa de la vicepresidenta, Mónica Oltra, y que deja claro que su interés es algo más que el de un vecino al participar también en Llíria, donde el alcalde socialista, Manuel Civera, menospreció los insultos y la protesta que Roberto orquestó junto al PP,  con la autorización de la apertura de un centro de acogida de menores.

Si el PSOE pretendía ganar votos, ha cometido un error. Los que dejan que el miedo y el egoismo bloqueen su solidaridad siempre se sentirán más protegidos en sus intereses con el PP y/o Ciudadanos. Es su caladero natural de votos. Si no fuera tan triste, sería hasta gracioso que todos los que se oponen, vecinos y partidos, argumenten que su rechazo es por “el bien de los niños”, que “Montecañada no es lugar adecuado por la falta de infraestructuras educativas, deportivas o parques”, que el “chalet no reúne las condiciones”, que “el aislamiento no es la mejor de las condiciones para el desarrollo de estos niños y/o jóvenes, en aras de potenciar la socialización”… Ofende a la inteligencia. Pretenderán que creamos que eligieron su residencia en esta zona privilegiada para “castigarse” a ellos y a sus hijos.

Y para intentar sacar al alcalde lo más airosamente posible del charco en el que se ha metido, el editorial de Paterna al día argumenta: “Ahora no parece lógico el empecinamiento de poner una instalación en contra de los habitantes de dicho barrio, por muy loable que sea el objetivo que se persigue. El derecho de los menores desamparados a estar protegidos no lo discute nadie, y debe prevalecer, pero ¿se les está haciendo un favor a esos menores si nos empeñamos  en ubicarlos en un barrio en el que claramente no van a ser bien recibidos?“. Esto recuerda el rechazo a alojar a María y José en las casa de Belén, sólo van a poder instalar a estos niños como a Jesús en un establo. Y solo falta intuir que se está insinuando que su ubicación lógica sería La Coma.

Además quienes defienden que la apertura del expediente de revisión urbanística para adaptar el planeamiento vigente y regular los posibles usos asistenciales que pueden tener cabida en Paterna, que se votó en pleno, traería consigo una consulta para “dar voz a los vecinos” y evitar “situaciones de incertidumbre como las que están viviendo actualmente los vecinos”. Una votación que en una  muestra más de sus numerosos cambios de criterio, según le interese, exige que en la votación participen sólo los vecinos de la urbanización cuando hace nada, si se llevaba a referéndum la independencia de Cataluña, la participación de toda España era imprescindible.

La contradicción campa a sus anchas en nuestro alcalde, parece que valora la opinión de los vecinos, y aparenta que quiere empoderar al pueblo. Pero sólo quiere pasarles una patata caliente que no sabe cómo solucionar. Me baso en que, como secretario de la Asociación de Vecinos de Terramelar, y representante en FAVEPA (Federación de Asociaciones de Vecinos de Paterna), he sido testigo de la reticencia de Juan A. Sagredo a la recuperación de la participación ciudadana que dio sus primeros pasos en 2001 por la iniciativa del entonces concejal de Izquierda Unida, “Rodri”, y que el PP enterró en su etapa de gobierno al retirarle toda la asignación económica y frustrar a la ciudadanía al no realizar los proyectos que previamente habíales hecho discutir y votar. Sólo cuando tras el pacto con Compromís, este partido asumió la Concejalía de Participación, y se puso al frente Neus Herrero, se hicieron operativas las reuniones. Y ya se ha votado el destino de un millón de euros.

Si alguien duda de esto, vean las declaraciones del alcalde en Levante TV, el 13 de marzo: “cuando las familias tienen garantizado su salario, su empleo, todo lo demás es secundario. Y sobre todo que no se preocupen de cosas que puedan pasar en el Ayuntamiento. Porque cuando tienen garantizado las cosas básicas, se dedican a las fallas y a las comparsas que es lo importante”. Ha recuperado el espíritu del “Pan y Circo” romano que la dictadura franquista actualizó en “pan, toros y fútbol”.

Como recordé en un artículo anterior, en los Juegos Florales de 2010, el mantenedor, hijo de Paterna, Agustín Andreu, resaltó la gran solidaridad de nuestro pueblo, de la que se sentía orgulloso, calificándolo de MATERNA. Triste que estemos siendo ahora noticia por una vergonzosa insolidaridad, y que hace que Paterna tenga poco de materna.

José Luis Torner Cabrera | Asociación de Vecinos de Terramelar | Representante de la AVV Terramelar en FAVEPA

 

 

2 Comentarios

  1. Muy de acuerdo con el anterior comentario y añadiria que el Armelar esta muy gustoso de escolarizar a menores. Por cierto, el Torner este no es el marido de Loles Ripoll, portavoz de Compromiso para Paterna? Oh wait… se le olvido poner ese pequeño detalle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.