Todos los barrios críticos con Ribó se unen bajo el lema ‘València no está en venta’

1190

Este pasado jueves día 28 de febrero, se celebró en la plaza de Benimaclet la presentación de la campaña ‘València no está en venta‘ con una jornada a la que se acercó más de un centenar de vecinos y vecinas, así como diversos medios de comunicación.

Diferentes colectivos de la ciudad de València y alrededores, vinculados a la lucha por el derecho a la vivienda y la vida de los barrios, así como a la defensa del territorio, han unido fuerzas para emprender una campaña en las calles y en las redes sociales bajo un mismo lema: ‘Protejamos el territorio, denfendamos la vivienda’.  En la jornada se anunciaron diferentes acciones a lo largo de los próximos meses en los diferentes barrios amenazados, con el desenlace de una manifestación en la ciudad de València el día 11 de mayo.

A las 18 horas, se dieron a conocer, mediante mesas informativas, algunos de los colectivos participantes de la campaña, como Entrebarris y los diferentes colectivos que lo conforman (Cuidem Benimaclet, Espai Veïnal Cabanyal, Veïnat en Perill d’Extinció, Russafa Veïnal, Saïdia), Per l’Horta o la Coordinadora de Protección de les Moles. En estos estands se podía encontrar documentos con información de la situación del conflicto concreto así como información de contacto con el colectivo.

A las 19:3 horas comenzó el acto de presentación en el que entre diversos portavoces se hizo la lectura del manifiesto, se presentó la web oficial de la campaña y se explicó los diferentes objetivos que se persiguen con esta iniciativa. Entre estos objetivos relacionados con la vivienda, se encuentra el control de los precios del alquiler, el aumento del parque de vivienda pública, eliminación de las SOCIMIS, el final de los desahucios y desalojos y la regulación restrictiva de los apartamentos turísticos. Por lo que se refiere al territorio, la paralización de todos los proyectos que devoran y destruyen el territorio -especial mención al Puerto-, apostar por un nuevo modelo territorial que permita tareas como la desurbanización o la desclasificación del suelo, así como conseguir la conexión de los espacios verdes que potencian una infraestructura verde que garantice la biodiversidad de los ecosistemas.

La consigna general de la campaña es repensar y cambiar el modelo de ciudad para que tanto la vivienda como el territorio dejen de ser una mercadería a beneficio de unos pocos y sean los espacios que habitamos, trabajamos, jugamos y nos alimentamos. Porque no tiene sentido, señalan los responsables de esta iniciativa, que habiendo miles de casas vacías continuemos habiendo miles de personas sin casa -y cada día más expulsadas- y aún se quiera seguir urbanizando sobre los pocos espacios verdes que nos queden. En la página web de la campaña, se puede encontrar un mapa de la ciudad en el que se recopilan todos los conflictos abiertos, las situaciones que se denuncian y lo que exigen los colectivos.

Al acabar la presentación, la jornada se trasladó al espacio CSOA L’horta -un espacio que dicho sea de paso desaparecería de llevarse a cabo el PAI de Benimaclet– para, ya en un ambiente informal, disfrutar de la cena y compartir impresiones y experiencias de las diferentes luchas que se desarrollan en la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.