La ‘Autoterapia’, de Izal, aterriza en Valencia

1243

Izal, uno de los grupos más de moda del indie pop patrio y cuyo regreso a escena ha sido más esperado,  vuelven con nuevo trabajo, Autoterapia, en lo que promete ser un verano muy movido y repleto de conciertos.

Autoterapia de Izal aterriza en ValenciaLos primeros singles que han visto la luz antes del lanzamiento oficial del disco el pasado 9 de marzo, El Pozo y Pausa, tuvieron una gran acogida, y sus videoclips fueron todo un éxito, con cifras en ambos casos de escalofrío, entorno al millón de visualizaciones.

Con su nuevo trabajo ya en el mercado, esta tarde estarán en Valencia, desde las 18 horas, firmando copias de su último disco en El Corte Inglés de Nuevo Centro. Antes de su encuentro con los fans, Alejandro Jordá, batería del grupo y único miembro valenciano, nos ha dedicado unos minutos para concedernos una entrevista.

 El Pozo, Pausa, Santa Paz… los títulos de una buena parte de las nuevas canciones suenan muy catárticas, muy “Autoterapia”…¿Pondrías nombre y apellido a algún malo del panorama nacional o de la actualidad política ? ¿Te atreves a dar el nombre?

Hay tantos que sería injusto ceñirse a un solo nombre o apellido. Que cada uno escoja el suyo, y lo meta en el pozo.  

Este verano no habéis girado, como nos teníais ya acostumbrados, aunque no habéis parado de trabajar, “encerrados” en el estudio para dar forma y grabar este disco¿Os habéis planteado parar y descansar en algún momento o hay que aprovechar el rebufo de este viento de cara?

La idea de este año tras tocar en España era parar, dejar descansar y echarse de menos. Ahora venimos con más ganas que nunca. Afortunadamente se está notando una acogida increíble, y nos hace felices ver que la gente que nos seguía no se ha olvidado de nosotros.

Habéis elegido Casa Murada para grabar vuestro quinto trabajo, un lugar por el que también han pasado Sidecars, Lori Meyers o Love of Lesbian. Se ha convertido prácticamente en un tempo de la música indie en español ¿Habéis encontrado allí la tranquilidad y el aislamiento que andabais buscando en esta especie de “retiro”?

Totalmente. Es un lugar maravilloso con una energía muy mágica. Estuvimos mejor que en nuestra propia casa y lo disfrutamos como si fuese un campamento musical de verano. Le cogimos mucho cariño a todo lo que le envuelve.

El primer tema con el que abrís el disco y que le da nombre es una explosión brutal que combina elementos tan dispares como un inicio de sintetizadores y la delicadeza del violín del gran Ara Malikian ¿Cabe todo en vuestros trabajos, no os da miedo o vértigo arriesgar?

Al contrario, arriesgar siempre nos ha atraído por lo divertido que nos resulta, pero nunca habíamos tenido medios para ello. Esta vez por fin hemos podido ir más allá en muchos aspectos y que uno de ellos nos haya llevado hasta Ara Malikian nos hace sentir muy afortunados. Fue un privilegio poder contar con su arte.

Pausa es un tema muy diferente a todo lo que conocíamos vuestro anteriormente ¿Ha sido un tema con un especial significado para el grupo en su conjunto? Creo que cuando Mikel os la enseñó se os puso a todos la carne de gallina…

Es un tema muy especial para nosotros, muy emotivo. Nos gusta que sea algo distinto a lo que solemos hacer y hace que aprendamos mucho.

Tenéis una relación muy especial con el público valenciano. En vuestra última visita, en la Fonteta el público coreó sin parar el estribillo de Copacabana durante la pausa para el bis; ponía los pelos de punta. Volveréis en julio en concierto, además en un “recinto por desvelar” ¿tenéis ganas?

Tenemos muchas ganas, es una tierra que siempre nos ha tratado muy bien. Además soy de aquí y eso siempre añade emotividad a las visitas. Iremos, comeremos arroz, disfrutaremos del buen tiempo y tocaremos muy felices.

Otro lugar que también se está convirtiendo en especial para vosotros es México ¿Ha influido vuestra última visita poco antes de meteros en el estudio de grabación para que viera la luz este nuevo trabajo? ¿Qué os está aportando?

México es otro lugar que nos ha acogido de una manera muy bonita y cada vez que vamos volvemos con más ilusión por regresar. Cada visita ha sido mejor que la anterior y todo viaje así suma tanto personalmente como musicalmente. En abril iremos, ya lo estamos deseando.

Vuestra “despedida” en el Palacio de los Deportes de Madrid fue tan especial que os comprometisteis a utilizar el sonido ambiente del público en vuestro siguiente trabajo, y así lo habéis hecho ¿Ha sido muy difícil cuadrar y meter ese sonido en el disco?

Fue fácil ya que contábamos con Santos y Flúren a los mandos, eso facilita absolutamente todo, son unos genios.

¿La disciplina es en vuestro caso la clave del éxito?

Desde luego es algo que tenemos y en lo que creemos. Es un trabajo y requiere esfuerzo y constancia. Sin esos factores sería difícil llegar lejos y sobre todo permanecer allí.

¿Cómo suena esa nueva Gretch USA Custom. Es tu propia “autoterapia”, imagino. Te la llevarás de gira?

Por supuesto, me acompaña allí donde voy y estoy contento. Hace que haya encontrado mi sonido, y que esté cómodo a la hora de tocar, cosa que no es fácil para un batería ya que muchas veces se ve obligado a compartir equipo.

¿Vas a seguir incorporando tattoos en tus brazos? 

Estoy terminando mi brazo izquierdo con un artista, Jee Sayalero. Y estoy deseando que se termine, ¡es una adicción!.

Crónica de Marta Pérez Ortíz (@marpeor3) para Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.