Al otro lado del muro

2033

Los vecinos de Camí la Noria en Torrent llevan 34 años luchando por el soterramiento de las vías del metro a su paso por nuestra ciudad, una historia llena de promesas incumplidas y unos vecinos que nunca han dejado de luchar, por conseguir que su barrio no se convierta en un gueto, como siempre nos ha explicado una de las personas más activas durante estos años, como es, Manolo Bessini.

Su gran oportunidad fue en el año 2004 pero las promesas se las llevó el viento y el soterramiento solo llegó a la nueva estación. Ya entrada la actual década llegó el proyecto de soterramiento y de futuro para Camí la Noria pero la crisis económica se lo llevó por delante. Todos los gobiernos municipales y autonómicos que ha habido desde entonces, tenemos parte de culpa y la solución que reclaman sus vecinos, no ha llegado.

El pasado 24 de noviembre fue un día negro para este barrio torrentino, la publicación por parte de la Consellería, del cierre del único paso a nivel para personas que existe entre el Centro Histórico y Camí la Noria, aislará todavía más a estos vecinos.

Hace pocos años se abrió un paso inferior por debajo de las vías, pero este paso precisa de vigilancia y limpieza continuada, algo de lo que carece y los vecinos prefieren poder hacerlo en superficie, ya que les da mayor seguridad. Es entendible que Consellería quiera eliminar el paso a nivel en superficie, también por seguridad pero, estos vecinos necesitan ser escuchados y una alternativa.

El subterráneo no debe ser el único acceso peatonal para entrar y salir de Camí la Noria, debe de abrirse otra vía alternativa que no deje a sus vecinos completamente aislados o con la única posibilidad de comunicarse en vehículo a través del puente o la ronda del Safranar.

Aquí sí se trata de voluntad política porque no es una gran obra costosa sino la voluntad de no dejar a familias enteras aisladas al otro lado del muro, que son las vías del metro. Se puede mecanizar una barrera y mantener el paso peatonal en superficie actual, se puede instalar una pasarela peatonal o cualquier solución técnica que desconozcamos pero no se debe dejar aislados a estos vecinos con un único paso subterráneo, trabajar por las personas no debe de ser un lema electoral vacío sino que debe de hacerse realidad en ocasiones como la que nos ocupa. Puede no haber presupuesto para una gran obra de soterramiento pero sí lo hay para dar solución a este problema que comenzará el día en que se cierre el actual paso al final de la calle Virgen del Olivar.

Amparo Folgado | portavoz Grupo Popular Ajuntament de Torrent | @amparofolgado

1 Comentario

  1. Tenéis el mismo merito en el abandono del barrio Cami la Noria y de sus vecinos y de esta estación y de sus usuarios tanto Jesús como tu y FGV. Este barrio y su "muro de estación" son el símbolo de todo lo que un ayuntamiento de este siglo debería evitar. Barreras arquitectónicas, desigualdad entre vecinos y usuarios del transporte publico. La otra estación, la de la avenida, esta bien integrada en su barrio sin ser un problema para sus vecinos y los usuarios de metro valencia que pagan por su billete en la avenida lo mismo que aquí abajo, disfrutan allí arriba de unas buenas instalaciones y aquí abajo no. Abajo en la "estación pobre" existe todavía un paso a nivel para vecinos y usuarios con un trafico de trenes muy elevado por el que pasan a diario gente mayor, niños, madres con carrito y gente discapacitada, también animales (se puede apreciar algún gato emparedado en la vía) Los pasos subterráneos insalubres e inseguros con pronunciada pendiente son una alternativa lamentable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.