Almàssera aprueba un presupuesto de 4,6 millones y eliminará toda su deuda en 2020

386

El Ayuntamiento de Almàssera aprobó el presupuesto municipal para 2020 que asciende a 4.588.354 euros en el pleno diciembre con los votos favorables de PSPV, Compromís, Unides Podem y Ciudadanos y con la abstención del Partido Popular y Units per Almàssera.

Según ha informado Compromís per Almàssera, socio de Gobierno, “gracias a la buena gestión y la generación de remanentes de tesorería, la corporación municipal podrá cancelar anticipadamente la totalidad de la deuda, cinco años antes de lo previsto en el Plan Económico Financiero aprobado en 2014”.

Con este resultado económico, el Ayuntamiento de Almàssera podrá destinar mayores partidas a Servicios Sociales y crear otras. Por ejemplo, aumenta la partida de recogida de basuras en 82.000 euros para poder realizar la nueva licitación y sustituir todos los contenedores; también aumenta en 25.000 euros la partida de Bienestar Animal para la implantación del “ADN canino”.

Además, aumentan considerablemente la dotación para Servicios Sociales, llegando a la cifra de 100.000 euros. Se incrementan así mismo las partidas para la gestión de la Piscina Municipal, Participación Ciudadana y el bonometro destinado a los mayores del municipio y al transporte de los estudiantes.

También se ha creado una nueva partida para la incorporación del Consistorio a la Mancomunitat del Carraixet y se ha incrementado la partida de Pas a Pas y Pactem Nord con el objetivo de poder contratar un ADL compartido con Tavernes Blanques.

Los presupuestos cuentan con todos los informes técnicos favorables y cumple con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Para el alcalde de Almàssera, Ramón Puchades, “este es el quinto presupuesto que elaboramos y finaliza con la deuda heredada, sin subir los impuestos en 5 años consecutivos. En este presupuesto ya se contemplan necesidades de nuestro municipio que por fin vamos a poder realizar”. En 2011, la deuda llegó a ser de 11 millones de euros.

Para el concejal de Promoció Econòmica Sostenible, Joan-Carles Jover, “ha sido una larga y costosa travesía que ha repercutido especialmente en la población de Almàssera, pero también en los empleados públicos, en los emprendedores, autónomos y pequeños empresarios como los comercios de proximidad, etc. Todos ellos han visto como se iban deteriorando los servicios públicos municipales: jardines, limpieza viaria, retraso en pagos, o escasa inversión pública”.

Durante el 2020, señala Jover, “se pondrán las bases de una nueva economía pública municipal. No será todavía la que nosotros deseamos, puesto que el sistema de financiación es muy deficiente, pero sin duda será un primer paso muy importante”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.