Alboraya, obligada a declarar la no disponibilidad de 400.000 euros por incumplir la regla de gasto

574

Las sentencias en firme que obligan al Ayuntamiento de Alboraya a pagar las deudas impuestas por el soterramiento de las vías (29 millones de euros) y por el no desarrollo urbanístico de Port Saplaya a la empresa Quabit (23 millones) siguen teniendo consecuencias para las cuentas municipales.

En el pleno del pasado mes de octubre, los concejales tuvieron que aprobar la no disponibilidad de más de 400.000 euros que tenían presupuestados al haberse desviado en esa misma cantidad de la regla del gasto. Desde Intervención se advirtió de este incumplimiento de la regala del gasto al haberse convertido en firme la sentencia que obliga al Ayuntamiento y a la empresa municipal Egusa a saldar estas deudas y, por tanto, a reservar una partida presupuestaria para ello.

Así, el Consistorio ha dejado como no disponibles gastos presupuestados por más de 400.000 euros que incluyen intereses de demora y otros gastos financieros o complementos de destino. Según el concejal de Asuntos Económicos, se trata de gastos que a 31 de diciembre igualmente no iban a estar ejecutados y por eso se ha optado por dejarlos sin crédito. El punto contó con el voto a favor de PSOE y Compromís, las abstenciones de PP, Vox y Ciudadanos, y el voto en contra de Esquerra Unida.

Tanto Egusa como el Ayuntamiento estudian, junto a la Generalitat y también con la empresa acreedora, las posibilidades para hacer frente a esas deudas de la manera menos perjudicial para el municipio y las posibles ayudas que podría recibir.

5,9 millones de remanente positivo de tesorería

Por otra parte, en el pleno ordinario, con fecha del 31 de octubre de 2019, se aprobó poner a disposición los remanentes de tesorería positivos, generados tras la liquidación del pasado ejercicio, para liquidar deuda bancaria.

Tras las modificaciones presupuestarias propuestas por la interventora, el Pleno aprobó poder disponer de más de 5.900.000 de euros para amortizar anticipadamente préstamos bancarios, siempre según la disponibilidad de la tesorería municipal. Todas las votaciones fueron a favor excepto una abstención de Esquerra Unida.

Fin de los trámites del Plan General

En el apartado de mociones quedaron rechazadas tres que solicitaban empezar de nuevo la participación ciudadana del Plan General, y por lo tanto no dar por buenos los trámites legales informados favorablemente, e interrumpir la tramitación actual. Las mociones se rechazaron con el voto a favor de Ciudadanos, Compromís, Esquerra Unida y Vox, el voto en contra del PSOE, y la abstención del Partido Popular, dejando un empate técnico que se resolvía con el voto de calidad del alcalde.

Por el contrario, se aceptó una moción de Alcaldía que confirma la terminación del procedimiento para llevar al Pleno el Plan General con las alegaciones contestadas para su votación definitiva de aceptación o rechazo del documento. Esta moción contó con los votos a favor del PSOE, la abstención del Partido Popular y los votos en contra del resto de integrantes de la corporación municipal. Y se aprobó gracias al voto de calidad del alcalde que permitió deshacer el empate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.