València aprobará este viernes las bases del concurso de proyectos para el Parque de Desembocadura

19

La finalización del ajardinamiento del Jardín del Túria, que ahora celebra su 35 aniversario, avanza con el concurso internacional de proyectos para crear el Parque de Desembocadura, cuyas bases aprobará la próxima Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València. El ámbito de actuación comprende 25,3 hectáreas, desde el puente de L’Assut de l’Or hasta Natzaret, y una inversión de 35 millones de euros.

El equipo seleccionado se encargará también de la redacción del proyecto y dirección facultativa de las obras de la primera fase: las 9,3 hectáreas que llegan al puerto, con un presupuesto de 15 millones de euros, de los que la Autoridad Portuaria aportará 13,5 millones. Por primera vez, un representante vecinal formará parte del jurado. El alcalde, Joan Ribó, ha remarcado el objetivo de “desarrollar una fachada marítima más verde y azul”.

Ribó, acompañado de la vicealcaldesa y concejala de Desenvolupament Urbà, Sandra Gómez, ha presentado esta “propuesta integral y compleja para mejorar la transición ciudad-puerto, especialmente en el barrio de Nazaret”, que permitirá que “el Jardín del Túria tendrá el inicio en el Parque de Cabecera y el Parque de Desembocadura estará en el otro extremo”. Ribó ha insistido en la nueva infraestructura verde “en contraposición a las grúas y el cemento”, así como en el propósito de “finalizar el Jardín del Túria, el parque urbano más largo de Europa, un pulmón verde para la ciudad y un símbolo de la lucha vecinal y social en los últimos años del franquismo”.

El concurso de ideas, según ha apuntado el alcalde, se hará en dos fases y será anónimo. intervendrá un jurado paritario integrado por expertos, técnicos de los servicios municipales implicados, la Autoridad Portuaria de València, una especialista en enfoque de género y, como novedad, una persona designada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de València. También participarán, con voz pero sin voto, la Universitat Politècnica de València, La Universitat de València y el Consorcio València 2007. En total, se engloban cuatro áreas en un único proyecto paisajístico, que supone una solución para los últimos tramos del Jardín del Túria y que conecta con los sector urbanísticos de França, Ciutat de les Arts i les Ciències, Moreres-II, Cocoters y Grau.

“Damos un impulso a uno de los proyectos de infraestructura verde más importantes de la ciudad, que resuelve una deuda histórica con el barrio de Natzaret y con los Poblats Marítims”, ha indicado el alcalde. Ribó se ha referido al trabajo conjunto con el puerto, que ha cedido 9,5 hectáreas de terrenos para la construcción del Parque de Desembocadura y que aportará 13,5 millones de euros para la ejecución de la primera fase.

Por su parte, la vicealcaldesa y regidora de Desenvolupament Urbà ha puesto de relieve que con esta iniciativa “culminaremos la herencia de Ricard Pérez Casado”. Sandra Gómez ha explicado que los equipos que se presenten tienen que ser multidisciplinarios y que el concurso tiene dos fases. En la primera, las candidaturas tendrán 30 días para inscribirse. En la segunda, dispondrán de 60 días para formalizar las propuestas. El jurado elegirá cinco, que recibirán 12.100 euros cada una. Además, se otorgarán dos premios de 6.000 euros de accésit. Por último, el jurado seleccionará al ganador entre los cinco finalistas, que se encargará también de la redacción del proyecto y dirección facultativa de las obras de la primera fase. Se estima un plazo de ocho meses para la redacción del proyecto desde que se firme el contrato y un plazo de ejecución de 24 meses desde la adjudicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.