Un menor de 15 años es detenido en València por amenazas y desórdenes públicos en una falla

451

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un joven de 16 años como presunto autor de los delitos de amenazas, desordenes públicos y otro de atentado a agente de la autoridad. El menor junto a otros jóvenes se presentaron en una falla de Marítim y tuvo que ser separado del grupo por su agresividad y sus incitaciones para agredir a los falleros e insultar a los policías.

Los hechos ocurrieron sobre las once de la noche de ayer, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigieran a una falla del distrito de Marítim en Valencia, donde al parecer un grupo de jóvenes estaba causando problemas.

Inmediatamente una patrulla se dirigió al lugar y los agentes observaron que un grupo de jóvenes se marchaba del lugar, indicando varios falleros cuando se entrevistaron con ellos que eran los que habían estado causando molestias minutos antes, ya que el día anterior habían protagonizado una pelea en la que tuvo que intervenir la policía.

Minutos después de que la patrulla se retiró, entró otra llamada en la Sala del  091, comisionando nuevamente a los policías al mismo lugar, ya que los jóvenes habían regresado y se encontraban increpando a las personas de la falla, presentándose rápido una patrulla policial que observo como un grupo de unos 15 jóvenes, con actitud violenta, realizaba aspavientos y gesto amenazantes hacia los allí presentes.

Ante la actitud violenta de los jóvenes se comisionaron más indicativos policiales para poder dar seguridad a la falla, así como separar a las partes. Los agentes observaron cómo un joven destacaba por encima de los demás, ejerciendo de cabecilla, amenazando en todo momento a los actuantes e incitando a los demás a ejercer la violencia e insultar, por lo que fue separado del resto del grupo. El joven ofrecía una resistencia activa, empujando a los policías, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito de amenazas, desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad.

El menor, tras ser puesto en conocimiento del Fiscal de Menores, fue puesto en libertad y entregado a su padre, no sin antes ser advertidos de la obligatoriedad de personarse ante la Fiscalía de Menores cuando para ello fuesen requeridos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.