Todo lo que cabe en un almacén

273

En muchas ocasiones nos es necesario un almacén para guardar nuestras pertenencias. En el caso de los particulares, estos almacenes los necesitamos cuando nos mudamos o hacemos obras, y en el caso de los autónomos los pueden usar como un lugar económico donde guardar herramientas.

Para alquilar uno de estos almacenes podemos recurrir a https://trastering.es/, una empresa que dispone de almacenes de tamaños en los que dejar nuestras pertenencias y que podemos alquilar por meses.

Las capacidades de los almacenes que podemos alquilar a las empresas especializadas varían, así que vamos a ver qué es lo que cabe en los tamaños más o menos estándar usando para ellos objetos de nuestra vida cotidiana.

¿Qué cabe en un almacén de 3,5 metros cuadrados?

Los trasteros más pequeños que podemos encontrar son de 3,5 metros cuadrados. En estos podemos meter una nevera de las pequeñas, una bicicleta, algunas maletas, cinco o seis cajas, alguna silla, la lavadora y un par de estanterías.

Son almacenes destinados a pequeñas mudanzas y en los que pueden caber los objetos de una sola persona si no ha acumulado demasiados trastos.

¿Qué podemos meter en un trastero de 7 metros cuadrados?

Este tipo de tamaño ya es más interesante y en él pueden caber los objetos de una pareja que viva en un piso pequeño.

En este caso cabrán varios electrodomésticos de gran tamaño, como una lavadora y una nevera, una o varias bicis, alrededor de ocho cajas, maletas, un colchón, varios muebles como armarios, estanterías pequeñas y una cómoda.

¿Qué cabe en un trastero de 10,5 metros cuadrados?

Cuando hablamos de almacenes o trasteros uno de 10,5 metros cuadrados ya es uno de un tamaño considerable.

Aquí las posibilidades se amplían a tres grandes electrodomésticos, dos camas sin desmontar, bicicletas, al menos 15 cajas apiladas e incluso varios muebles de gran tamaño como armarios, aparadores, mesitas de noche, etc.

¿Qué es lo que cabe en un trastero de 14 metros cuadrados?

Un trastero de 14 metros cuadrados ya está pensado para una mudanza familiar, puesto que a lo que cabe en el de 10,5 metros cuadrados podemos añadir sillas, decenas de cajas si las apilamos del suelo hasta el techo, los colchones de toda la familia, todas las maletas de la casa y el material deportivo que tengamos guardado sin importar el tamaño, tales como tablas de surf o esquís.

Algunos trucos para maximizar el espacio

A la hora de alquilar un trastero el metro cuadrado se paga, de manera que hay que maximizar el espacio que hemos contratado.

Así, la idea es aprovecharlo desde el suelo hasta el techo, apilando las cajas muy bien (siempre comprobando que las de abajo resistirán el peso) y usar muebles que no hayamos desmontado o electrodomésticos para poner enseres encima.

Cualquier hueco, como el tambor de una lavadora, el interior del horno, debe ser usado para no dejar libre un centímetro cuadrado. Lo mismo podemos hacer con el interior de la nevera, los cajones que no hayamos desmontado, etc.

Los muebles casi siempre interesa almacenarlos desmontados, pero si no lo hemos hecho los usaremos como si estuviésemos en casa, poniendo dentro de ellos, o encima, todo lo que podamos.

Al alquilar un trastero hay que tener muy en cuenta los enseres de los que disponemos, y pensar que es más que posible que el del tamaño que hemos pensado se nos quede pequeño, de ahí la importancia de aprovechar el más mínimo hueco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.