¿Qué necesita saber una pyme antes de solicitar un crédito?

143

El financiamiento bancario siempre ha sido parte esencial del desarrollo de las empresas españolas, sin embargo, la aparición del coronavirus obligó a que muchas de las pequeñas y medianas empresas acudieran a entidades bancarias para solicitar apoyo. ¿Cuál es el problema? buena parte de estas desconocen realmente cómo funciona el financiamiento bancario.

Así lo afirmó el Banco de España a través de una encuesta financiera en la que se reveló que cerca del 20% de las pymes españolas ni siquiera conoce cómo funcionan los plazos e intereses a la hora de solicitar un crédito. En adición al significado de estos 2 aspectos fundamentales del financiamiento, ¿qué deben conocer las pymes al solicitar un préstamo?

1. Capacidad de pago

Lo primero que debe conocer una pyme al momento de solicitar financiamiento, es si las cuentas de la empresa son lo suficientemente solventes como para realizar el pago del mismo. Obviamente esta tarea se hace más fácil debido a que el pago se realiza en cuotas, sin embargo, esto no quiere decir que debamos pedir un crédito si no tenemos suficiente dinero.

Para esto, la gerencia de la empresa debe saber exactamente cuánto dinero tiene actualmente, siendo capaz de desembolsarlo incluso en un solo pago de ser necesario. Los préstamos no deben utilizarse para “completar” una inversión, sino para evitar gastar de nuestro propio dinero para invertir.

2. Plazos ideales

Los plazos no son más que las cuotas mensuales que tendremos que pagarle al prestamista para saldar nuestra deuda. El solicitante entiende perfectamente cuánto dinero está pidiendo, cuánto debe pagar en cada plazo y cuál será la deuda final, por lo que es importante que sepa cuántos plazos se adaptan mejor a su plan de pago.

Esto también quiere decir que debemos investigar cuál entidad ofrece un préstamo a plazos que funcione según necesitemos, ya que si un préstamo debe ser pagado en menos cuotas de las que queremos, no será óptimo para nuestra empresa.

3. Qué opciones hay disponibles

Como ocurriría con cualquier otro producto financiero, es necesario comparar cuáles son las mejores opciones disponibles en el mercado. Esto se debe a que, dependiendo de la entidad, podemos encontrar plazos más atractivos, intereses más bajos, e incluso menos requerimientos de acuerdo al tipo de cliente.

Este es el motivo por el que han surgido plataformas como Finbino, un comparador de préstamos diseñado para ayudar a conocer cuáles son las características de cada crédito disponible según la entidad, sus ventajas, cantidades de dinero a aportar, e incluso qué entidades nos permiten solicitar financiamiento aún estando en el fichero de morosos.

4. Tasa de interés

Las tasas de interés hacen referencia al importe adicional que tendremos que realizar al devolver cada cuota. Se trata del tributo que debemos pagarle a la entidad bancaria por habernos brindado financiamiento, algo que, aunque necesario para la existencia de esta última, tiene el potencial de disminuir la rentabilidad de un préstamo.

5. Uso del dinero

Los créditos son atractivos para muchos empresarios ya que les permiten realizar inversiones estratégicas sin afectar el flujo de caja de la compañía, sin embargo, estos no deben tomarse a la ligera, ya que pueden implicar una deuda importante a mediano o largo plazo. Hay que determinar para qué se necesita el dinero ya que, si no es un gasto esencial, tal vez no sea necesario endeudar a la empresa.

Las pymes deben tomarse muy en serio la solicitud de financiamiento bancario, por lo que es necesario que investiguen a fondo cada uno de estos puntos antes de incurrir en una deuda que pueda tener un efecto importante en las finanzas de la empresa de cara a los años por venir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.