Mujeres que rompen el arquetipo tradicional y danza-teatro en el VIII Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa

0
280

El próximo mes de junio se celebra la VIII edición del Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa con el estreno de tres propuestas en las que las mujeres rompen con el arquetipo tradicional y de un montaje que funde la danza con el teatro. Un total de cuatro espectáculos para los que el centro cultural ha creado un abono por 18€. Además, para celebrar que incluye el décimo el montaje del décimo ‘Taller de posgrado para profesionales’, la programación se completa con una muestra fotográfica del trabajo realizado en estos cursos. Una exposición que se podrá visitar en el hall del centro cultural.

La primera pieza es Los balcones de Julieta (7-9 de junio), una creación de Chema Cardeña a partir de textos de William Shakespeare. El planteamiento es sencillo: con un libro en la mano que contiene la historia de los personajes shakesperianos femeninos, se van sucediendo 11 narradores que arrancan la lectura de 11 capítulos protagonizados por 11 féminas creadas por el maestro.

'Los balcones de Julieta'.
‘Los balcones de Julieta’.

Acompañadas por música en directo, pasan sobre el escenario Lady Macbeth, Julieta, Ofelia, Porcia, Desdémona, Viola, Cleopatra… pero también otras menos conocidas, como Imógena. Mujeres fuertes y decididas, que hablan de amor romántico, pero también de ambición, de violencia de género, de poder… Sus historias, conflictos, miedos y relaciones realizan un retrato de la psicología y situación femenina que, sorprendentemente, no ha cambiado tanto a lo largo de los siglos. O es que Shakespeare, como autor universal, fue capaz de captar la esencia de la mujer que, en esta pieza, se presenta condensada, como un perfume

Este trabajo, dirigido por Iria Márquez, es fruto de ‘Taller de Teatro para no profesionales’ de la línea docente de Sala Russafa en los que, a lo largo de 9 meses, los integrantes reciben formación actoral pero también conocen los métodos para llevar a escena con factura profesional un espectáculo.

La siguiente propuesta llega de la mano del ‘Taller de Danza-Teatro para profesionales’, impartido por el autor, actor y director de escena Chema Cardeña junto al bailarín y coreógrafo Toni Aparisi. Dos reconocidas personalidades de las artes escénicas que reúnen sus conocimientos para abordar el mestizaje de ambas disciplinas, ofreciendo a bailarines y actores herramientas para reforzar sus capacidades interpretativas a través del movimiento y la palabra.

'El vergonzoso palacio'.
‘El vergonzoso palacio’.

Son los dos elementos clave de una original versión de Hamlet (14-16 junio) que arranca en un manicomio. Sus pacientes, cada uno con una dolencia psicológica o psiquiátrica, van adentrándose como parte de la terapia en la historia del príncipe danés cuyo padre es asesinado por su tío, actual marido de su madre. El fantasma del rey muerto se le aparece para pedirle que vengue el magnicidio, sumiendo a Hamlet en una espiral de ira, dolor y desequilibrio que arrastra a su familia y enamorada, la desdichada Desdémona. Una estrategia en la que a veces se finge loco y a veces parece perder realmente la cordura.

Lo popular de la obra de Shakespeare, una de las historias fundamentales de la literatura universal, permite al espectador seguir fácilmente este montaje en el que se une la emoción física a la textual. Una puesta en escena poco convencional, donde se crean sinergias entre las coreografías y los parlamentos para narrar esta tragedia que describe lo más oscuro y temible del ser humano.

Mujeres decididas y hombres en situaciones comprometidas

La tercera propuesta del Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa también se nutre de la obra de W. Shakespeare. En esta ocasión, los alumnos del ‘Taller de posgrado para profesionales’ interpretan Noche de reyes (20-23 de junio), una de las piezas más modernas del autor inglés.

Chema Cardeña firma el montaje de esta comedia protagonizada por una mujer que rompe convenciones y traslada la trama palaciega a un colmado en el primer tercio del S. XX, con la ambientación musical y vestuario correspondiente. En el escenario se representa tanto el interior de este espacio libertino como las calles que le rodean, donde se guarda la compostura.

La obra arranca con el naufragio de un barco. Viola es una de las supervivientes y cree haber perdido a su hermano mellizo, Sebastián. Disfrazada de hombre, intentará empezar una nueva vida al servicio de un conde. Es el arranque de una deliciosa trama llena de equívocos, suplantaciones de identidad, sorpresas y encuentros.

El conde utilizará a su joven sirviente para intentar ganarse a una mujer de la corte, quien sentirá más interés por el mensajero que por el mensaje. Y el propio amo empezará a ver con otros ojos al paje. Desmontando prejuicios, Shakespeare habla de la libertad del amor, que elige destinatario sin fijarse en la clase social o el género.

La última pieza del festival está dedicada al teatro del Siglo de Oro español con Tirso de Molina, uno de sus máximos representantes. El vergonzoso en palacio (28-30 junio) es uno de los textos poco conocidos del autor, una valiente comedia palaciega en la que dos hermanas deciden escapar de un matrimonio impuesto.

Iria Márquez adapta y dirige este montaje que protagonizan los integrantes del segundo ‘Taller de teatro para no profesionales’ de Sala Russafa. Entre los bosques y la corte portuguesa transcurre esta obra en la que las mujeres tienen un papel crucial, moviendo los hilos de la trama según los placeres de sus apetencias, haciendo que un pastor ascienda hasta verse con opciones de entrar en la familia real.

La versión estrenada por Sala Russafa cuenta con algunos cambios en los sexos de los personajes que derivan en interesantes juegos de roles. Además, se añade algunas tramas extraídas de otras piezas del autor y de Calderón, coetáneo y otro gran representante del teatro barroco. Una licencia con la que la directora aporta pequeños extra a esta comedia llena de frescura y agilidad, con todo tipo de recursos humorísticos, como falsas identidades, amor a primera vista, disfraces y unos apartes que evidencian la contradicción entre la voluntad y las arcaicas normas sociales.

El renacer de Samuel Reina y el jazz fusión de Jerez Texas en los conciertos de Sala Russafa

Jerez Texas.
Jerez Texas.

La programación musical de Sala Russafa para el mes de junio arranca con Samuel Reina (1 de junio). El músico valenciano renueva su sonido con su nuevo álbum, Simulacros de naufragio. Tras su debut con los sonidos hipnóticos de Alarms, que le llevó a vencer en el concurso de bandas Vinilo València y a hacerse un hueco en la escena independiente, ahora renace con toques pop.

Se presenta un nuevo Reina, más luminoso y cambiando al castellano, pero sin perder la esencia de su estilo poliédrico, que ofrece más de una lectura en cada una de sus canciones. Una nueva voz que hace evolucionar al artista y que tendrá su primer contacto con el público en Sala Russafa, en formato eléctrico y acompañado por su banda al completo.

La segunda propuesta musical viene de la mano de Jerez Texas (2 de junio). Con más de 500 conciertos en 25 países, el trio lleva más de 15 años llevando su particular mezcla de jazz, flamenco e influencias clásicas y de músicas del mundo a escenarios de todo el planeta.

Ricardo Esteve aporta la guitarra flamenca, Matthieu Saglio el violonchelo y Jesús Gimeno la batería a una formación donde el virtuosismo no resta energía ni capacidad de conectar con los oyentes.

Tras su paso por Sala Russafa en 2013, regresa la banda con una actuación en la que recorrerá los temas de una trayectoria con 5 álbumes que les ha hecho destacar a nivel nacional e internacional, recibiendo el apoyo de la crítica especializada y del público, de descubre la cercanía, vitalidad y alegría de sus composiciones en cada concierto.

En las actividades paralelas, para completar su programación del próximo mes, el teatro de Ruzafa ofrece una nueva sesión de El Arte de Conocerte (15 de junio), una experiencia escénica que integra herramientas de crecimiento persona y técnicas de improvisación teatral para desmontar prejuicios y creencias en los actores y público que participan.

Además, el teatro de Ruzafa realiza el día 23 la entrega de los Premios del Público de Sala Russafa, unos galardones basados en las votaciones que durante toda la temporada los espectadores realizan sobre los espectáculos programados. Quedan fuera las producciones propias y las de la compañía Arden, impulsora del centro cultural. Un reconocimiento a los artistas y al propio público, que también tiene premio en algunas categorías, junto a las que distinguen a las mejores piezas teatrales y conciertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.