Massamagrell inicia una campaña para intentar poner fin a los accidentes causados por los patinetes eléctricos

311

La DGT ha puesto en marcha una campaña de vigilancia con el punto de mira puesto en los usuarios y usuarias de patinetes eléctricos, con el objetivo de vigilar el uso de estos vehículos por las aceras. Esta campaña se ha lanzado en colaboración con los cuerpos de Policía Local de las diferentes localidades, entre ellas Massamagrell.

Massamagrell campaña patinetes eléctricos Policía LocalDe esta manera, la Policía Local de Massamagrell lleva unos días concienciando a las personas que se trasladan en patinete eléctrico por el municipio para que circulen adecuadamente y respeten a las personas con las que comparten acera.

En ocasiones la velocidad que alcanzan los usuarios que conducen patinetes es excesiva, y esta campaña pretende proteger a peatones y personas que circulen por las aceras con sillas de ruedas, carritos de bebés o bicicletas.

Paco Gómez, alcalde de Massamagrell, ha afirmado que “últimamente vemos con frecuencia los accidentes que provocan estos patinetes, y con esta campaña queremos concienciar a las personas que circulan con ellos de que lo hagan de manera correcta”.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Damián Crespo, añade que “a partir de ahora se sancionará a quien circule a más de 20km/h, con auriculares o tras consumir drogas o alcohol”.

Antonio Luzón, jefe de Policía Local de Massamagrell, ha explicado que “desde la policía local, nuestro objetivo es concienciar a las personas usuarias de los vehículos de movilidad personal, de que el respeto a las normas de circulación y la seguridad deben de ser la prioridad para armonizar una pacífica convivencia, ya que, como es inevitable que la tecnología se habrá camino en nuestras vidas, lo que debemos hacer es aprender a convivir con ella, respetando los derechos del resto de personas, cualquiera que sea el medio de movilidad elegido”.

Solo un patinete eléctrico denunciado

De todos los patines controlados tan solo se ha denunciado a una persona que no respetó las indicaciones de los agentes cuando le indicaban cómo tenía que circular y respetar a los peatones. Las multas leves por no llevar frenos o ir más de un ocupante tendrán una sanción de 60 euros, pero las multas graves pueden ser hasta los 200 euros y las muy graves pueden llegar hasta los 1.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.