La Red Impulsores del Cambio incorpora a un sexto emprendedor social que propone mejorar la prevención de incendios

0
205

La Red Impulsores del Cambio (RIC), promovida por Hidraqua, Fundación Aquae y Ashoka, entre otras organizaciones, incorpora a su sexto emprendedor social: Oriol Vilalta. Este bombero ha creado, a través de la Fundación Pau Costa, la primera plataforma mundial que aglutina a miles de expertos del fuego para luchar contra los incendios forestales. Su objetivo al entrar a formar parte de RIC es desarrollar durante este año, y también en 2020, programas de prevención de incendios y programas de concienciación en Alicante.

Junto a Hidraqua y Fundación Aquae, Oriol Vilalta ya ha comenzado a planificar estos proyectos, que anunciará próximamente. De esta forma, su elección como emprendedor social de RIC ofrecerá benéficos directos a la Comunidad Valenciana, donde en agosto se calcinaron más de 3.000 hectáreas en la comarca de la Vall d’Albaida, el peor incendio de esta comunidad en un lustro.

«El objetivo es conseguir paisajes resilientes al fuego para evitar lo que le ha sucedido al precioso paraje del Parque Natural del Montgó, situado entre Jávea y Denia, que ya ha sufrido tres incendios en cinco años; el último el pasado mes de julio cuando se calcinaron 6 hectáreas de masa forestal», explica Vilalta. «Nuestro reto es que la población civil sepa cómo protegerse en caso de incendio forestal y, para eso, necesitamos que la sociedad vuelva a tener esa “cultura del riesgo” que hemos perdido al abandonar el campo», destaca.

La adhesión de Oriol Vilalta a RIC es una muestra más del compromiso de Hidraqua y su fundación, Fundación Aquae, por dar soluciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en este caso concreto, al ODS 15 (vida de ecosistemas terrestres).

Los otros cinco emprendedores sociales de RIC son Vicente Zapata, que aporta un innovador modelo de inserción socio-laboral (‘Barrios por el Empleo: Juntos más Fuertes’), contribuyendo al ODS 10 (reducción de las desigualdades); Luz Rello, creadora de DytectiveU, la primera herramienta online para combatir la dislexia (ODS 4 o educación de calidad); Camilo Herrera, que ha creado un modelo participativo de instalación de postes de luz e internet (ODS 7, centrado en energía asequible y no contaminante); Pedro Medrano, fundador de Montes de Socios, que promueve una nueva figura jurídica, las Juntas Gestoras, para gestionar montes de propiedad compartida (ODS 15); y Víctor Durán que, con ‘Vigilantes del Lago’, persigue proteger los lagos como principal fuente de agua dulce del mundo (ODS 6: agua limpia y saneamiento para todos).

Primera comunidad forestal internacional

La Fundación Pau Costa, creada en 2011, ha impulsado la primera comunidad forestal a nivel internacional, una red que conecta a cuerpos de extinción, grupos de investigación, Administración pública, empresa privada y sociedad civil para luchar de forma conjunta contra los incendios forestales, que solo en los dos últimos dos años ha provocado más de 200 víctimas mortales en Europa. Una plataforma en la que se comparte información y experiencias en gestión de incendios y que, a su vez, sirve de instrumento de investigación y difusión en torno a la ecología del fuego.

«La Fundación Pau Costa surgió porque otros compañeros, bomberos y personal de emergencias, y yo nos dimos cuenta de que en diferentes países de Europa la problemática con los incendios forestales era la misma y, sin embargo, se trabajaba de forma aislada y sin conectar el conocimiento y la experiencia de cada territorio», indica Oriol Vilalta, que eligió este nombre para la fundación para homenajear a su amigo bombero, Pau Costa, fallecido en el incendio de Horta de Sant Joan (Tarragona) en 2009.

La Fundación Pau Costa trabaja en torno a tres ejes: mejorar la prevención; mejorar los sistemas de extinción, a través de programas de capacitación (han formado a más de 1.500 profesionales a nivel internacional) y mejorando los sistemas de gestión de emergencias para que dos territorios muy distintos se puedan ayudar en caso de grandes incendios; y trabajar para que la sociedad vuelva a tener una “cultura del riesgo”.

La Fundación Pau Costa, que ha creado un decálogo sobre incendios forestales al que ya se han unido organizaciones como Greenpeace, colabora con países de todo el mundo, especialmente en Europa y Sudamérica. En el primero conectan la diversidad de incendios que hay en el sur con la del norte del continente, donde en los últimos años países como Suecia, Noruega o Dinamarca están sufriendo grandes incendios por culpa del éxodo rural y el cambio climático.

«Rebaños de fuego»: pastoreo para prevenir incendios

«Hay que reinventar la prevención de incendios», asevera Vilalta. «Pasar de la prevención clásica, que cada año necesita de fondos públicos, a crear estructuras económicas en las zonas rurales que permitan generar una actividad que, como resultado, mejore la prevención de incendios», explica.

Un ejemplo son los denominados “rebaños de fuego”, un proyecto que consiste en promover la ganadería extensiva en áreas estratégicas para la prevención y extinción de incendios, de forma que estos rebaños de ovejas y cabras se alimenten de masa forestal, reduciendo la carga de combustible en caso de incendio. Es decir, estos animales se comen todo lo que puede arder en el monte antes de que surja la primera chispa, creando paisajes resilientes a los incendios. Los productos derivados de esta actividad se comercializan, en colaboración con carniceros y restauradores, bajo la marca ‘Rebaños de Fuego’. «Consumiendo estos quesos y yogures todos podemos contribuir a luchar contra los incendios», subraya Oriol Vilalta.

El número de incendios en España se ha incrementado en los últimos 30 años. Cada territorio ha evolucionado en sus estructuras de emergencia en relación a sus respectivos incendios; por eso, no existe coordinación ni intercambio de recursos entre diferentes comunidades autónomas a la hora de combatir un incendio. En este sentido, la Fundación Pau Costa está trabajando para ayudar a la Administración a disponer de sistemas de mando integral y de un sistema de certificación de las competencias profesionales, de forma que una persona de un territorio pueda ayudar a una organización de otro territorio.

RIC es una alianza internacional suscrita entre la Fundación Ashoka, Fundación Aquae, Hidraqua, Fundación Acuorum, Canaragua, Aguas de Cartagena y Aguas Andinas, con el objetivo de catalizar la innovación disruptiva en España y América Latina. Esta alianza selecciona y apoya a emprendedores sociales de Chile, Colombia y España, a los que apoya en el desarrollo de sus proyectos, todos ellos relacionados con los ODS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.