La Policía detiene en València a un joven que huía con una bolsa con objetos sustraídos

407

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un joven de 18 años, de origen libio, como presunto autor de los delitos de robo con fuerza en interior de vehículo, resistencia y desobediencia, tras al parecer ser sorprendido caminando por la calle con una bolsa repleta de objetos sustraídos y al darle el alto emprender la huída a pie. El ahora detenido había sido propuesto para sanción en cuatro ocasiones anteriores por el incumplimiento de las restricciones impuestas por el estado de alarma. Los agentes intervinieron dos teléfonos móviles, cinco gafas con sus fundas, tres radio CD’s, cinco llaves de vehículos de la marca Ford, dos alicates, un cuchillo de cocina, un destornillador, una bombilla halógena y tres cables.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada cuando los agentes que realizaban labores de prevención por las calles del distrito de Tránsits de Valencia observaron a dos hombres caminando en actitud vigilante, llevando uno de ellos una bolsa amarilla abultada, por lo que les dieron el alto, momento en que se separaron y emprendieron la huída a pie.

Durante la huída, los policías perdieron de vista a uno de ellos, pero continuaron detrás del otro, al que observaron esconder una bolsa amarilla debajo de un coche y continuar la huída, hasta que finalmente fue interceptado por los agentes que le realizaron un cacheo superficial localizándole en el interior de una bandolera cinco pares de gafas con sus fundas y dos teléfonos móviles, recuperando la bolsa que había escondido debajo de un coche y comprobando que en su interior estaban el resto de objetos arriba citados.

Los agentes, tras realizar diversas comprobaciones, lo detuvieron como presunto autor de los delitos de robo con fuerza en interior de vehículo y resistencia. Averiguaron también que además había sido propuesto para sanción en cuatro ocasiones por incumplimiento de las restricciones impuestas por el estado de alarma, por lo que lo detuvieron además como presunto autor de un delito de desobediencia.

El ahora detenido no reside legalmente en España al tener un decreto de expulsión ordenado y en vigor. Con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial que ha decretado su ingreso en prisión.