Godella da luz verde al proyecto de viviendas que sustituirá a la antigua carpintería de Ramón y Cajal

0
4233

El pleno del Ayuntamiento de Godella ha rechazado, con los votos a favor de Compromís, PSOE, EU, CET y Ciudadanos y la abstención del PP, las alegaciones presentadas por la Associació en defensa del medi ambient de Godella en contra el estudio de detalle de la manzana ubicada en el número 2 de la calle Ramón y Cajal. Un proyecto que supondrá la construcción de un bloque de viviendas donde ahora se ubica una antigua carpintería.

El proyecto ha supuesto un nuevo enfrentamiento entre el Gobierno municipal y la Associació en defensa del medi ambient que, en esta ocasión, incluso han pedido amparo a la directora general de Cultura en funciones, Carmen Amoraga, para que intervenga paralizándolo dado, argumentan, el valor de este edificio “singular y emblemático” de Godella.

Desde la asociación verde insisten en que la carpintería, ahora sin actividad, es un edificio representativo de una epoca pasada pero en buen estado por lo que “con una rehabilitación , bien podria albergar distintos espacios municipales como una escoleta, museo, servicios sociales o culturales, etc.”

En ese sentido, en sus alegaciones pedían que se suspendiera este proyecto  de nueva construcción mientras no se tenga la seguridad plena de que no incumple la legislación vigente sobre la conservación de inmuebles emblematicos.

El pleno ha rechazado las alegaciones en base a un informe de los servicios técnicos municipales que se ha redactado entrando en el fondo del asunto a pesar de que las alegaciones se iban a rechazar igualmente por haberse presentado fuera de plazo, como informó la propia alcaldesa durante el pleno municipal.

Respecto al fondo del asunto, el informe técnico asegura que este edificio no está incluido en el Catálogo de Inmuebles Protegidos del vigente Plan General de Ordenación Urbana, “lo que implica la ausencia de valores dignos de proteger en la misma”, señala, textualmente, el informe, donde se insiste que no consta que en los 28 años del PGOU se haya presentado solicitud alguna para que dicha edificación sea protegida.

Además, alega el técnico municipal que este espacio no está tampoco calificado como suelo dotacional público y no existe partida presupuestaria habilitada al efecto para abordar la adquisición y adecuación de dicho edificio para usos públicos como pide la asociación en sus alegaciones.

Conflicto con las medianeras

La singularidad del edificio que albergó la carpintería es una de las bases de la alegación pero también se refiere al hecho de que el Estudio de Detalle de este proyecto contemple un edificio con una parte del mismo que alcanza las 4 plantas de alzada cuando el Plan General del municipio reserva una altura máxima para las nuevas construcciones de dos plantas de alzada.

El problema en cuestión es una modificación del Plan General que permitía modificar la volumetría de las nuevas construcciones para equipararlas a edificios colindantes que sean más altos para tapar las llamadas medianeras y otorgar mayor cohesión y estética a los edificios. Esta modificación de alturas debe realizarse sin aumentar la edificabilidad total del proyecto.

En este caso en concreto, el edificio nuevo colinda con uno existente de seis alturas por lo que el proyecto contempla la construcción de un bloque ‘escalonado’ con cuatro plantas de alzada junto al edificio de 6 alturas para ir descendiendo hasta las dos plantas de alzada a lo largo de la calle Ramón y Cajal.

La asociación argumenta que así se generará una nueva medianera vista respecto a la construcción colindante en la calle Ramón y Cajal que es una planta baja. Señalan desde la asociación esta incongruencia en la normativa y en su aplicación.

A este respecto, el informe del técnico municipal explica que dado el reducido número de supuestos en los que va a ser posible aplicar tal medida y la limitación de áreas en la que utilizar dicha posibilidad, “hacen que el modelo territorial del municipio se mantenga inalterado”.

Y aludiendo ya a la cuestión de la armonía urbana, el técnico manifiesta: “el resultado final que se podrá lograr con la edificación que se edifique en dicha parcela una vez se apruebe el Estudio de detalle presentado sobre dicho ámbito, mejorará notablemente la imagen urbana y el paisaje de la  zona, aspectos éstos que se han tenido en cuenta  a la hora de aceptar la propuesta formulada”.

Con todo ello, todos los grupos representados en el pleno municipal, salvo el PP, que se abstuvo, dieron su apyo a este nuevo proyecto de viviendas que incluirá un sótano con aparcamiento y bajos comerciales en la planta baja y que acabará con una construcción que ha sido testigo mudo de la evolución del municipio y que algunos vecinos consideran parte de la identidad urbanística e industrial de Godella. Sin embargo, todo apunta a que en breve, la carpintería de la calle de Ramón y Cajal solo será un recuerdo en la memoria de los godellenses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.