Exaltación de Marina Civera, Fallera Mayor de Valencia 2019

0
683

Fotos: Manolo Guallart.- Este viernes el mundo fallero se congregó en torno a su Fallera Mayor de València, Marina Civera, para celebrar su exaltación como regina de las Fallas 2019 en el Palau de la Música, como viene siendo tradicional desde hace ya más de veinte años.

Así, la aparición de Marina frente al Ayuntamiento de València, primera parada de la noche, desvelaba uno de los secretos mejor guardados para la ocasión: el color de su espolín. El escogido era un magnífico Azul Atlantis que, tejido por los inigualables Vives y Marí, lucía majestuoso en nuestra máxima representante de 2019.

Pere Fuset, Presidente de Junta Central Fallera, y Rosángeles Valls, su mantenedora, la esperaban ya para partir hacia el Palau de la Música en un Rolls Royce Phantom III del año 1937. Las doce mujeres de su Corte de Honor le precedían en este particular periplo, por parejas, también en coches de época.

Los vehículos han estado conducidos por miembros de la asociación de coches de l’Antigor. Los modelos escogidos para transportar a las integrantes de la Corte de Honor de Marina han sido un Ford A. Sedan de color verde ennegrecido (1930); un Citroën 11B, de color azul marino-dorado (1954); un Chevrolet Universal, de color granate (1930); un Studebaker President, de color azul marino (1927); un Pontiac Limousine, de color blanco (1933) y un Ford Modelo 48 V8, de color beige (1935).

Recibimiento de reina en el Palau

El Palau de la Música, que de había ido llenando ‘hasta la bandera’ desde las ocho de la tarde, esperaba impaciente la llegada de la Fallera Mayor de València y mientras esto ocurría, entre aplausos fueron llegando las Falleras Mayores de València 2018, Rocío Gil y Daniela Gómez, junto a la Fallera Mayor Infantil para el 2019, Sara Larrazábal, y su Corte de Honor. Seguidamente acudía también la Reina de la Magdalena 2019, Natalia Palacio Bernad.

Y llegaba el momento esperado. El recibimiento multitudinario dispensado primero a las 12 componentes de la Corte de Honor y luego a la propia Marina, era más digno de una reina. A la Fallera Mayor de València le esperaba su Corte dispuestas en formación de pasillo, en un cariñoso homenaje. Y de fondo, como siempre, el tabal y la dolçaina sumergiendo toda la escena en una atmósfera típicamente fallera.

Todo el mundo estaba alli, recibiendo a Marina por todo lo alto y así, el alcalde de València, Joan Ribó; la primera teniente de alcalde, Sandra Gómez; además de un gran número de representantes políticos de los diferentes grupos municipales la arropaban cediéndole todo el protagonismo como no podía ser de otra manera.

 

‘Arrels’, raíces valencianas a través de la música, la voz y la danza

La primera parte del acto de la Exaltación ha consistido en un espectáculo que, bajo el título ‘Arrels’, ha escenificado a través de la música un viaje hacia nuestras más hondas raíces con la voz, la música y la danza como vehículos sin igual. Patxi Ferrer y Xavi, de Bétera; La Colla Federal, de la FVDIT; La Rondalla Arnadí; Els Dansaires del Tramusser, d’Almussafes; y la Banda Municipal de Valéncia, desplegaban sobre el auditorio todo un manto de valencianía de difícil comparación, todo bajo la dirección de Rafael Sanz-Espert, director de la Banda Municipal de València.

Cerraba el espectáculo una nueva versión del pasodoble Valencia, acompañado por las palmas espontáneas del público y bajo la atenta mirada de una emocionada Marina Civera.

 

La Corte de Honor recibía la ansiada banda

El Presidente de Junta Central Fallera, Pere Fuset, esperaba en el escenario a las 12 chicas que componen la Corte de Honor de la Fallera Mayor de Valencia. Él era el encargado de hacerles imposición de su banda y la joia que las acredita como máximas representantes del mundo fallero. Una a una iban ocupando los tronos que se habían dispuesto en el escenario esperando recibir a su Fallera Mayor en una noche mágica para todas ellas.

Al ritmo de la Suite Cort d’Honor interpretada por la Banda Municipal de València, irían desfilando paso a paso por la Sala Iturbi hasta su llegada al escenario, tras ser nombradas por Rafael Martí Monforte:

  • Susana Yagüe Bodoque graduada en derecho, de 23 años, de la falla Peris y Valero – Cuba
  • Neus Lozola Amargós estudiante de Relaciones laborales y RRHH, de 23 años, de la falla Maestro Serrano – Alicante
  • María Cavero Cuadros ingeniera química, de 23 años, de la falla Primado Reig – San Vicente de Paul
  • Azahara Vallet Sánchez bióloga molecular, de 29 años, de la falla Pedro Cabanes – Juan XXIII
  • Raquel Avivar Pardo estudiante de odontología, de 22 años, de la falla Camino de Barcelona – Travesía de Moncada
  • Ana Ebri Monzó ingeniera de edificación, de 27 años, de la falla Isabel La Católica – Cirilo Amorós
  • Elena María Rivero Simón enfermera, de 32 años, de la falla Gayano Lluch – Doctor Marco Merenciano
  • Laura Bennasar Lafuente enfermera, de 25 años, de la falla Rodriguez de Cepeda-Lorenzo Palmireno
  • Andrea López Salvador licenciada en arte dramático, de 23 años, de la falla Carrera Malilla – Isla Cabrera
  • Marta Alacreu Ruiz graduada en magisterio de educación primaria, de 22 años, de la falla Virgen de Lepanto de Castellar
  • Laura Carballeda Mollá licenciada en Marketing Comercial, de 22 años, de la falla Albacete – Marvá
  • Paula Santarrufina Terrasa enfermera, de 23 años, de la falla Bilbao – Maximiliano Thous

Llenando de brillo el escenario, ocupando ya sus tronos de Corte de Honor, esperaban con la máxima felicidad reflejada en sus rostros a la Fallera Mayor de Valencia.

 

La Fallera Mayor de València recibía su banda

Y llegaba uno de los momentos más esperados cuando la Fallera Mayor de València, Marina Civera, subía al escenario de la sala Iturbi ensalzada por una sinfonía de aplausos por parte de todos los asistentes. Marina saludaba con una sonrisa radiante que delataba su inmensa felicidad en un momento mágico hasta que el alcalde Joan Ribó le imponía la banda que la acredita como Fallera Mayor de València. Posteriormente, Pere Fuset le imponía la Joia.

Los pajes, que habían acompañado a Pere Fuset al escenario, eran su primo hermano Robert Picazo, quien ya le entregó su banda de Fallera Mayor en su comisión, y su Fallera Mayor Infantil y presidente de su comisión Barri de Sant Josep, Cristina Luján y Javier Giner.

Con Marina ya en su trono, quedaba el homenaje floral que gran parte de las entidades y colectivos más relevantes de la ciudad, tanto festivos como oficiales y hasta deportivos, brindaban a nuestra Fallera Mayor de València, que no cesaba en su sonrisa y profunda emoción. Y con cada nueva ofrenda, la fragancia se iba apoderando del auditorio en una de las más hermosas estampas que el acto ofreció.

Discurso de la mantenedora con recuerdo para Carmen Alborch

Llegaba el momento en que Rosángeles Valls dirigía unas palabras en las que ensalzaba las virtudes que adornan a la nueva regina faller. Un parlamento que recogía la más tierna infancia de la coreógrafa y bailarina siempre con las fallas muy presentes. Fallera y valenciana, paseó con orgullo su amor por las fallas, su marcado carácter de fiesta de barrio y popular, su reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, y un cariñoso recuerdo para la inolvidable Carmen Alborch, que nos dejara hace tan poco tiempo y que encarnara como pocas la lucha de la mujer por conquistar su papel de hoy en la sociedad. Y, finalmente, un cariñoso repaso a las virtudes de Marina, primero, y una a una las doce mujeres que componen su Corte de Honor. Un celebrado discurso, el de la mantenedora.

Agonizaba el acto con un enorme aplauso de agradecimiento a las bonitas palabras que la mantenedora había dirigido a Marina y su Corte de Honor. Ya sólo quedaba que, tras el Himno Regional, que ponía a todo el mundo en pie para entonar la hermosa letra que creara el maestro Thous, las 13 mujeres que embellecen más aún si cabe la fiesta josefina fueran abandonando una tras otra el escenario de la misma forma que habían entrado.

Todo acabaría con un castillo de fuegos artificiales que daba el cierre de oro a una noche inolvidable y recordaba a todos los presentes con una nueva fragancia, la de la pólvora, que ya falta poco para disfrutar en plenitud de las Fallas.

VER REPORTAJE COMPLETO EN FLICKR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.