El PP de Paterna denuncia al concejal Carles Martí al que acusan de colocarles un candado en la puerta de su despacho

973

El PP de Paterna ha presentado una denuncia contra el concejal de Urbanismo, Carles Martí, de Compromís, al que hacen responsable de la orden que han ejecutado operarios de la empresa municipal acompañados por la Policía Local de colocar un candado en la puerta del hasta ahora despacho del grupo municipal popular impidiendo así la entrada a los concejales y al asesor del grupo.

Según Compromís, el PP sabía desde hace una semana que se habían reasignado los despachos y que su grupo iba a ser trasladado a otra estancia en el mismo pasillo del edificio consistorial. “Desde el pasado día 27 el grupo popular conoce que en ningún momento se han quedado sin despacho para poder trabajar puesto que automáticamente se les asignó un nuevo despacho en la misma planta, se trasladan al mismo pasillo, a unos pocos metros de su anterior despacho y de las dimensiones apropiadas para el tamaño actual de representación de los populares en el ayuntamiento”, ha declarado el portavoz de la formación valencianista y teniente de alcalde, Juanma Ramón.

Al parecer, la reasignación de despachos, al igual que el despido de uno de los dos asesores con los que contaba el grupo, han venido propiciados por la marcha del tercer concejal del PP al grupo de no adscritos en lo que va de legislatura pasando así los populares de contar con 6 concejales y dos asesores a tres ediles y un asesor y asignándoles el equipo de Gobierno un despacho más pequeño.

Aunque Ramón insiste en que desde que fueron conocedores, hace días, del trasladado, los populares han estado “triturando documentos y guardando archivos en cajas” por lo que ha calificado la denuncia de hoy de “rabieta”. Además, insiste el teniente de Alcaldía en que “en ningún momento se les ha impedido el acceso al despacho para poder hacer efectivo el traslado de sus efectos personales y de partido”.

Aun así, se ha aprovechado la ausencia de los miembros del grupo en el despacho esta mañana para colocar el candado que se han encontrado al llegar al Consistorio después de una reunión. Desde el PP denuncian que, con ello, el equipo de Gobierno pretende “impedir por completo la labor de oposición del Partido Popular” pues, aseguran, los concejales se han visto privados incluso de sus tarjetas de firma electrónica (sin las que no pueden presentar ninguna documentación en el propio Ayuntamiento). Tampoco han podido sacar, denuncian, sus enseres personales, el dinero de la lotería de Navidad del Partido, las llaves de la sede y toda la documentación necesaria para poder preparar, entre otros, el Pleno Extraordinario convocado para el próximo lunes 6 de agosto.

Los populares califican las actuaciones llevadas a cabo de “auténtica aberración contra los principios básico de la democracia y tildan de actitud dictatorial los hechos que están ocurriendo”. La portavoz del PP, María Villajos, “insiste en que por más impedimentos que quieran ponernos, el PP seguirá haciendo su trabajo y seguirá representando a los casi 7.000 ciudadanos que depositaron su confianza en nosotros. No nos van a callar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.