El estudio de la UPV sobre la Ampliación Norte del Puerto de Valencia confirma los beneficios socioeconómicos y ambientales de la nueva terminal

755

La Universitat Politècnica de València ha presentado esta mañana a los medios de comunicación los resultados del estudio sobre el impacto de la nueva Terminal de Contenedores de la Ampliación Norte del Puerto de Valencia que ha elaborado el Instituto de Transporte y Territorio (ITRAT), bajo la dirección de Vicent Esteban Chapapría, catedrático en Puertos y Costas de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos.

El acto ha contado con la presencia de José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia; Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV); Pedro Coca, presidente de la Asociación de directivos y empresarios logísticos (Propeller Valencia) y Marilda Azulay, vicerrectora de los Campus y Sostenibilidad de la UPV.

El estudio del ITRAT, cuya elaboración ha sido posible gracias al acuerdo firmado el pasado mes de abril por las tres instituciones empresariales y la UPV, concluye que “es indudable la importancia de la inversión” en la nueva terminal de contenedores en la Ampliación Norte del puerto de Valencia “y los beneficios que va a suponer”.

Los resultados de la investigación se han estructurado en tres grandes apartados. Por un lado, se ha analizado la situación actual y la evolución reciente del puerto de Valencia; por otra parte, se han reflejado los beneficios socioeconómicos y ambientales que tendrá la nueva terminal de la Terminal Norte de Contenedores de la ampliación del puerto de Valencia y, finalmente, se han enumerado y justificado las necesidades de las infraestructuras de transporte y logísticas.

Según el estudio, en 2030, con la nueva terminal a pleno funcionamiento, el impacto económico del puerto de Valencia representará en términos de valor añadido el 2,27 % del conjunto de la Comunidad Valenciana. El empleo superará los 44.000 puestos de trabajo, cuyo salario medio estará en torno a los 32.000 euros anuales. En su conjunto, el puerto de Valencia representará el 2,2 % de todo el empleo de la Comunidad Valenciana.

Asimismo, el trabajo del ITRAT establece que “se pueden producir mejoras muy importantes en los costes de transporte y beneficios para la sostenibilidad ambiental por la construcción o mejora de nuevas obras y servicios, tanto en el ámbito viario como ferroviario y logístico, que acompañen la puesta en funcionamiento de la nueva terminal de contenedores de la Ampliación Norte”.

Efectos socioeconómicos de la ampliación del Puerto de València:

Necesidades

En el apartado de necesidades a atender, la investigación de la UPV considera que “la construcción de un acceso norte al puerto supondría mejoras importantes sobre los tráficos al puerto y sobre el tráfico general y deviene una necesidad”.

Según los análisis, los ahorros en costes de funcionamiento de vehículos procurados por el acceso norte serían considerables: por desvío 53,3 M€/año y por descongestión 18,8 M€/año; más de 23 millones de litros de combustible de ahorro al año. Asimismo, la reducción de emisiones contaminantes con el acceso norte ascendería a 40.195 toneladas de CO2.

El estudio ha analizado los “numerosos problemas existentes en el uso del ferrocarril con la configuración actual de la infraestructura, así como las deficiencias actuales que plantean los diferentes corredores que ni siquiera están capacitados para trentes de 750 metros de longitud, excepto la línea Valencia-Madrid.

Depósitos y zonas logísticas

El informe de la UPV concluye que al ritmo previsto de crecimiento del tráfico de contenedores en el puerto de Valencia, la capacidad existente de depósitos de contenedores vacíos se agotará en diez años y se llegará en 30 años a requerir una capacidad de 80.000 TEU, que ocuparán una superficie de 90 Ha, frente a los 51.000 TEUs y 54 Ha de capacidad actual.

Respecto a las zonas logísticas vinculadas con la actividad portuaria (Parc Sagunt y Riba-roja), el estudio considera que la bolsa de suelo “se encuentra seriamente comprometida”. Las necesidades de superficie logística para la Autoridad Portuaria de Valencia se sitúan en el entorno de las 640 Ha, descontando las ya existentes, las necesidades de suelo adicionales se situarían en aproximadamente 400-450 Ha.

El informe del ITRAT también incide en la necesidad de adecuar y desarrollar las instalaciones intermodales de Sagunto y Valencia-Fuente de San Luis.

Formación

Finalmente, la investigación concluye que “es imprescindible configurar una oferta de formación tanto a nivel profesional como universitario en logística y transporte, que pueda ser complementada con formación específica de especialización en distintos campos, como por ejemplo la automatización, los sistemas inteligentes y la seguridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.