El Ayuntamiento de València exige condiciones “amigables con las personas mayores” a los bancos

19

El Ayuntamiento de València exigirá tres condiciones a las entidades bancarias que operen con el Ayuntamiento de València para que garanticen una atención personalizada y respetuosa con las personas mayores. El alcalde de València, Joan Ribó, ha dado a conocer las características del Pliego de prescripciones técnicas particulares que han de regir en el acuerdo marco de servicios financieros bancarios entre el Ayuntamiento de València y hasta un máximo de seis entidades de crédito, con el que se da cumplimiento al acuerdo plenario del pasado mes de enero, desde el compromiso del Gobierno municipal de apoyar la realidad de una banca amigable con las personas mayores.

“Por respeto a las personas mayores, y para ayudarlas de manera efectiva en sus trámites con las entidades bancarias, el Ayuntamiento de València va a fijar una serie de condiciones imprescindibles a la hora de realizar contrataciones con las entidades bancarias”. Este es, en palabras del alcalde de València, Joan Ribó, el objetivo que persigue esta iniciativa, que se asienta sobre el acuerdo del Pleno Municipal del pasado mes de enero.

Las tres condiciones del pliego de prescripciones técnicas del acuerdo marco de servicios financieros bancarios entre el Ayuntamiento de València y las entidades de crédito son las siguientes: en primer lugar, la entidad financiera se ha de comprometer a prestar un horario especial individualizado al colectivo de personas mayores y atender debidamente las gestiones diarias de este personal. En segundo lugar, la entidad financiera habrá de facilitar la información básica sobre el servicio financiero utilizado, en relación a las operaciones contenidas en el acuerdo marco, por las personas mayores, vía soporte papel por correspondencia postal, con la finalidad de que puedan realizar una correcta consulta domiciliaria documental (salvo que el interesado manifieste expresamente lo contrario). Finalmente, se señala que la entidad financiera adoptará medidas que faciliten el uso de cajeros, y eliminará barreras y obstáculos que impidan o dificulten su uso a las personas mayores.

 

Atención personalizada

El pasado mes enero, el Pleno Municipal aprobó una moción del Gobierno Municipal por la que se instaba a las entidades bancarias a mantener la atención personalizada a las personas mayores. Además, la Corporación acordó trasladar al Gobierno de España y a las Cortes Generales una propuesta impulsada por la Oficina Municipal de Personas Mayores “para que las entidades bancarias mantengan la atención personalizada a este colectivo, y para que se comprometan a prestar un horario especial individualizado para atender debidamente a sus gestiones diarias”. Se trataba de una iniciativa dirigida a “establecer medidas para la constitución de los llamados Bancos amigables con las personas mayores”.

De hecho, el pliego técnico del Ayuntamiento que el alcalde ha dado a conocer hoy recoge las propuestas del acuerdo plenario, por el que se reclama a las entidades bancarias que “faciliten información básica sobre los servicios que más utilicen las personas mayores” y que los trámites realizados “se comuniquen con documentación en papel”. El consistorio también pedía, entre otras acciones, “el fomento de la promoción de cursos de cultura financiera para romper la brecha digital”.

Precisamente, el Ayuntamiento de València ha impulsado la realización de una serie de cursos de “Educación financiera para mayores” en los Centros de Actividades de Personas Mayores, CMAPM, de la ciudad (que se han impartido ya en algunos, como los de Patraix o la Fuensanta) como parte de un programa piloto de colaboración público-privada organizado por la Concejalía de Envejecimiento Activo, en colaboración con la Universitat de València (UV) y con el Banco de Santander.

En este mismo contexto, el alcalde Joan Ribó se reunió semanas atrás con el impulsor de la campaña “Soy mayor, no soy idiota”, Carlos San Juan, que a través de una campaña en línea reclama a los bancos “facilidades y sensibilidad hacia el colectivo de las personas mayores, para garantizarle la accesibilidad a los trámites bancarios”. El alcalde se sumó en ese momento a esta reivindicación, que logró más de 600.000 firmas de soporte, y subrayó la postura del Consistorio en defensa de la consideración de las entidades bancarias “como un servicio público, que han de mantener la atención personalizada a las personas mayores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.