El Ayuntamiento de València adapta su organización a la reactivación de actividades no esenciales

258

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado por la concejala de Recursos del Ayuntamiento de València, Luisa Notario, y los vicealcaldes, Sandra Gómez y Sergi Campillo, se ha reunido con los representantes sindicales del personal municipal para comunicarles el contenido de una nueva resolución de Alcaldía. Con ella se reorganiza el funcionamiento del consistorio para adaptarlo a la nueva situación, determinada por la conclusión el pasado día 9 del plazo fijado por el Real Decreto Ley del gobierno central por el que se suspendía la actividad de los sectores económicos no esenciales.

“Tal y como ya hicimos en un primer encuentro después de que el gobierno central decretara el estado de alarma y también la semana pasada, con la reunión del Comité de Seguridad y Salud, nos hemos vuelto a reunir con los representantes de los trabajadores y las trabajadoras municipales para que continúe habiendo un diálogo fluido que permita el mejor funcionamiento posible del Ayuntamiento, con lo que esto supone para garantizar la cobertura de las necesidades de los vecinos y vecinas de nuestra ciudad”, ha explicado el alcalde.

Por su parte, la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha afirmado que “en el Ayuntamiento de València estamos totalmente preparados y preparadas para afrontar el nuevo escenario” y ha resaltado la implementación de un plan de teletrabajo “en unos niveles que nos permiten continuar la actividad municipal, más allá de los servicios esenciales, sin necesidad de la presencia del personal en su puesto de trabajo, con casi 2.000 licencias otorgadas”. Además, ha puesto en valor que se continúe trabajando “para dotar de mayor eficiencia a la organización municipal y devolver así la máxima normalidad a la gestión administrativa dentro de la coyuntura actual”.

Gracias a la implementación del teletrabajo el nuevo escenario no requiere de cambios importantes en la organización municipal. “Desde un inicio hemos tratado que salvo los servicios esenciales con trato directo con la ciudadanía, como por ejemplo los de Bienestar Social o los de Policía Local y Bomberos, quien no sea imprescindible que acuda al Ayuntamiento, que no lo haga”, ha añadido Notario.

Con la nueva resolución de Alcaldía se cataloga el personal municipal en función de su trabajo presencial, de su teletrabajo o de su cese de actividad y se aclara las modificaciones en cada uno de los periodos del estado de alarma (del 14 al 29 de marzo, del 30 de marzo al 9 de abril y el actual). Por un lado, hay una parte del personal que presta servicio público a través del teletrabajo y la resolución establece para esta parte de los empleados y las empleadas del Ayuntamiento que las jefaturas de servicio elaboren un plan de actividad para la gestión del servicio correspondiente; en segundo lugar, hay quien presta servicio público en ámbitos considerados esenciales, con lo que su trabajo continuará siendo presencial cuando sus tareas concretas así lo requieran; por último, hay personal que no está en ninguno de las dos situaciones anteriores, en servicios no esenciales, que continuará en su domicilio, en servicio activo y percibiendo sus retribuciones desde el día 10 hasta que concluya el estado de alarma o hasta que sean requeridos presencialmente, y que tendrán que recuperar el tiempo de trabajo en esta situación. Todo el personal tendrá que estar disponible y en contacto con sus cargos superiores a la espera de instrucciones.

Para todo el personal que no haya podido prestar servicios presenciales o en modalidades de teletrabajo se establece que del 14 al 29 de marzo se computará como tiempo efectivo de trabajo; del 30 de marzo al 9 de abril, como permiso retribuido recuperable; desde el 10 de abril hasta que se reincorporen, con la jornada no realizada pendiente de recuperar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.