Detenidos en Moncada cinco vecinos de Paterna tras robar en polígonos de Castellón, Alicante, Teruel y Ciudad Real

0
5228

Una operación conjunta de la Guardia Civil de Alicante y la Guardia Civil de Castellón ha conseguido desmantelar una organización criminal especializada en robos en polígonos industriales. Los tres detenidos y dos investigados residían en Paterna y, desde allí, habrían cometido hasta una docena de delitos en las provincias de Alicante, Castellón, Valencia, Teruel y Ciudad Real.

Los agentes procedieron a la detención de tres hombres (de 26, 31 y 36 años) y a la investigación de otros dos (de 31 y 34) en la localidad de Moncada después de seguir sus pasos desde el pasado mes de julio.

La Guardia civil de Alicante comenzó la investigación tras un robo en una fábrica de Ibi y, durante su investigación, descubrió que los compañeros de Castellón también iban tras la pista de este grupo criminal especializado, al parecer, en el robo en polígonos donde entraban en las fábricas a plena luz del día ataviados con indumentaria propia de los trabajadores (cascos, chalecos reflectantes e, incluso, portaban una luz naranja en una de las furgonetas).

Una vez dentro de las empresas, procedían a robar material plástico o metálico que luego vendían en plantas de reciclaje de Manises y Quart de Poblet.

Se les considera autores de siete delitos de hurto, tres delitos de robo con fuerza, un delito de robo con violencia y un delito de pertenencia a grupo criminal.

La investigación comienza en Ibi

La investigación comenzó, a finales del mes de julio, en la localidad alicantina de Ibi, tras el robo de 3.500 kilos de granza de plástico (producto obtenido de reciclar plásticos usados), utilizado para la fabricación de juguetes.

No contentos con este robo, perpetrado por dos hombres, decidieron regresar al día siguiente con tres hombres más y otro vehículo, preparados para sustraer más material en otra fábrica. En esta ocasión, no lo consiguieron, porque el propietario de la empresa les sorprendió en el interior.

El Equipo de Robos en el Campo (ROCA) de la Guardia Civil de Ibi inició de inmediato las indagaciones necesarias para esclarecer estos dos hechos, tomando declaraciones a varios testigos y visionando numerosas horas de cámaras de seguridad.

Todas las pesquisas apuntaban a que estas personas, se “disfrazaban” de obreros para cometer los robos. Iban vestidos con atuendo típico de operario, con chalecos reflectantes, polos serigrafiados de empresas, cascos de protección, e incluso con luz prioritaria de color naranja en una de las furgonetas para dar la apariencia de ser trabajadores.

De este modo, entraban a las empresas, siempre en horario de trabajo, sin levantar apenas sospechas. En el caso de que fueran detectados por algún testigo, no dudaban en amenazarlo, como en una ocasión en la que esgrimieron con una barra de acero al empleado de una empresa que pretendía evitar el robo.

Durante la intensa vigilancia que los agentes ejercieron sobre estas personas, residentes en Paterna, pudieron comprobar que se trataba de un grupo muy activo, que no dudaba en desplazarse centenares de kilómetros desde su localidad hasta otros municipios en Valencia, Castellón, Alicante, e incluso Teruel o Ciudad Real, para estudiar la seguridad de los polígonos industriales y sustraer materiales plásticos y metálicos, que más tarde venderían en chatarrerías.

Fruto de esos robos, consiguieron hasta 8.000 euros de beneficio tras vender más de 27 toneladas de materiales en centros de reciclado de Quart de Poblet y Manises en Valencia, una cantidad muy baja para las pérdidas que sufrían los empresarios afectados: más de 78.000 euros, según la Guardia Civil.

Una vez obtuvieron todos los indicios, agentes de ambos equipos se trasladaron hasta Moncada donde finalmente procedieron a la detención de tres de estos hombres y a la investigación de los otros dos, como supuestos autores de siete delitos de hurto, tres delitos de robo con fuerza, un delito de robo con violencia y un delito de pertenencia a grupo criminal.

Gracias a esta operación interprovincial, se han logrado esclarecer hasta 12 hechos delictivos ocurridos en las localidades de Ibi y Cocentaina en Alicante, Almazora, Vilafamés y San Juan del Moro en Castellón, y la localidad de Manuel en Valencia.

Tras pasar a disposición judicial, del Juzgado nº 3 de Moncada (Valencia), los detenidos han quedado en libertad con cargos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.