Cuando las corbatas de Luis Aguilé toman protagonismo

146

Bajo dirección y texto de Jaime Pujol y Diego Braguinsky, el Teatro Talía pone en escena una simpática comedia musical donde las corbatas del polifacético compositor Luis Aguilé no sólo toman protagonismo, como leit motiv de la obra ‘Es una lata el trabajar’, sino que habilitan la aparición, a modo de espíritu bonachón, del mismísimo cantante en la función. La línea de la historia sitúa a dos hermanos (Gisela y Óscar Ramos) enfrentados ante la herencia envenenada de una fábrica de corbatas en quiebra. Por un lado la joven protagonista pretende seguir adelante con la producción, pese a la caída de ventas; por otra parte su díscolo e indisciplinado hermano prefiere el cierre y la venta del negocio para saldar sus deudas de juego y correrías. A partir de este nudo de tensión dramática, ambos antagonistas diseñaran estrategias por alcanzar sus deseos.

Naín Thomas y Gisela protagonizan 'Es una lata el trabajar'.

Con muchísimas dosis de comedia, canciones, enredos, romance y conflictos, ‘Es una lata el trabajar’ nos lleva a una trama de superación y logro (de los sueños) gracias al mágico componente de creer en lo que anhelamos y en la ayuda, a modo de inspiración (en este caso a través de la figura y las canciones de Aguilé), de númenes que irrumpen oportunos.

Juegan muy bien la arquitectura de la historia Pujol y Braguinsky creando un juego que salpica a los espectadores y los invita a combinar la risa y la complicidad musical. Aquí destaca, en cuanto a música se refiere, el excelente hacer de Víctor Lucas que,  junto a un espléndido ramillete de canciones compuestas para la obra, saca mucho partido de los incombustibles temas de Aguilé. Bien por la pareja protagonista (Naím Thomas/Gisela) que cumple con efectividad sus roles y donde Gisela ofrece estupendos momentos vocales e interpretativos.

Gisela y Naím Thomas en una imagen de la obra.

Divertidos y acertados Óscar Ramos, Ana Conca, Pau Vercher y José Montesinos en la piel de sus personajes extrayendo lo mejor en sus apariciones (a destacar el despliegue de humor que ofrece Conca).

‘Es una lata el trabajar’ llega con la primavera aportando humor, música y un clásico argumento de enfrentamientos donde no falta el amor y las mágicas aportaciones de un ángel compositor. Todo un estupendo cóctel para disfruta en teatro con y sin corbata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.