Catalá: “Ribó ha hecho un traje a medida para colocar a un amigo sin los informes preceptivos”

379

La concejala electa del Partido Popular, María José Catalá, ha desvelado esta mañana, después de se celebrase un acto sobre transparencia en el Ayuntamiento, que la Intervención General del Ayuntamiento emitió el pasado 31 de mayo un informe en el que advertía de que “la aprobación de las bases y la convocatoria para la contratación de un director para el Centro Mundial de Valencia para la Alimentación Urbana Sostenible (CEMAS) se hizo sin el informe previo de fiscalización preceptivo al que obliga la Ley cuando la ocupación de un puesto laboral implica un gasto público”.  “Ribó ha hecho un traje a medida para colocar a una persona de su confianza desoyendo lo que marca la ley”.

El sueldo bruto que percibirá el director del CEMAS nombrado por la Junta de Gobierno Local presidida por el acalde en funciones, Joan Ribó, superará los 63.000 euros brutos, que saldrán directamente de las arcas municipales, por lo que Catalá ha considerado “injustificable que se haya omitido la aprobación de la Intervención General”.

Las irregularidades detectadas en el proceso, ha indicado, “pueden suponer un infracción muy grave según lo dispuesto en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, en su artículo 28, c) y d), por lo que la Administración debe exigir las responsabilidades disciplinarias que pudieran resultar procedentes previo expediente informativo y así conocer las circunstancias que concurren en la actuación realizada por el Servicio gestor”.

Al respecto, ha manifestado que “las irregularidades que se han dado en el proceso para nombrar al director del CEMAS, y no solo las referidas a la falta de fiscalización de la intervención municipal,  nos llevan pensar que desde un principio este puesto tenía de antemano asignado un nombre y apellido concretos”.

De esta manera, ha recordado que la persona que finalmente ha sido nombrada director del CEMAS “es la misma que Joan Ribó nombró en diciembre de 2016  como  comisionado especial del Ayuntamiento para la designación de Valencia como Capital mundial de la alimentación, y en mayo de 2018 como comisionado para preparar la ubicación del CEMAS”, y ha añadido que “además ha sido elegido director pese a quedar con la segunda puntuación en la parte objetiva de las pruebas de selección”.

Por tanto, ha afirmado Catalá que “es un hecho incuestionable que la persona elegida como director tenía la confianza previa del Alcalde como comisionado para la capital mundial de la alimentación, y posteriormente para preparar la futura ubicación del CEMAS, y ahora  nuevamente ha tenido la confianza de Ribó, a través de una convocatoria excluyente y con muchos visos de que estaba hecha a medida”.

Ha reiterado que “Ribó firmó la semana pasada la Resolución de  Alcaldía del nombramiento de este alto directivo, con unas retribuciones brutas por encima de los 63.000 euros, después de que concluyera un proceso de selección en el que podrían haberse vulnerado los principios de igualdad, mérito y capacidad que obliga la Ley”.

Por todo ello, ha concluido recordando que el procedimiento del nombramiento de director del CEAM ha sido denunciado por el Grupo Popular ante el Síndic de Greugues, además de por el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Valencia y por la persona que se ha visto perjudicado quedando en segundo lugar pese a tener mejor puntación objetiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.