Un proyecto de Cruz Roja acompaña a personas en riesgo de exclusión de l’Horta Sud para recuperar su bienestar personal

0
874

La Asamblea Comarcal de Cruz Roja en l’Horta Sud, con sede en Paiporta, ofrece el Programa de Bienestar Personal y Activación Social que coordina el psicólogo Enric Valls. Se trata de un programa que se inscribe dentro del Plan de Intervención Social de Cruz Roja, dirigido a personas en situación de extrema vulnerabilidad. “Asistimos a gente que se encuentra en una situación socioeconómica muy delicada. Algunas de estas personas cuentan con todos los miembros de su unidad familiar en paro, otras subsisten con pensiones muy modestas o con salarios mínimos que resultan insuficientes para vivir”, explica Valls.

El responsable de este proyecto señala que, hasta ahora, en Cruz Roja se atendían y cubrían necesidades básicas, pero a raíz de un estudio del Departamento de Estudio e Investigación Social observaron unos “datos alarmantes: el 84% de la población que atendemos se encuentra en riesgo de pobreza y de exclusión con los consiguientes desequilibrios emocionales y psicológicos que conlleva”.

Además, el 37% de estas personas declara sentirse tensa o nerviosa siempre o muchas veces y el 50% dice tener la cabeza llena de preocupaciones. El 23% nunca o pocas veces consigue sentirse alegre o tranquilo. El 33% expresa no tener ilusión por las cosas nunca.

“Y podría seguir así, dando cifras que no hacen sino poner en evidencia que las situaciones propiciadas por la crisis económica han afectado a estas personas vulnerando sus esferas sociales, personales, familiares, etc y creando un gran impacto negativo en su ámbito interpersonal y social. A partir de aquí, observando esta realidad, la oficina provincial de Valencia decide poner en marcha este proyecto en 2016 y aquí, en la Asamblea, lo implementamos gracias también al apoyo del Ayuntamiento de Paiporta”, señala Valls, quien recuerda que este proyecto no sería posible sin el respaldo de las entidades locales pues “además de aportar recursos de financiación, dan visibilidad a la labor que realizamos”.

Respecto a las personas que se acercan a la sede, Enric Valls explica que el objetivo es que se sientan acogidas y sientan el apoyo de los responsables del proyecto y de la organización “a lo largo del duro camino que están atravesando”. “Queremos que recuperen esa sensación de bienestar que a consecuencia de las circunstancias personales que están atravesando han perdido y pongan de nuevo en marcha sus capacidades para mantenerse activas socialmente”, señala. Se trata de personas que llegan en un estado emocional “considerablemente alterado” y en situación de aislamiento social, sin redes familiares o de amigos a quien recurrir y optan por la reclusión y la renuncia a los espacios de ocio.

El proyecto consiste en la realización de talleres de competencias y habilidades en el manejo del estrés, algo que resulta fundamental en estos casos. “Contamos con voluntarios con formación específica que mediante sesiones grupales e individuales les proporcionan las herramientas y recursos para hacer frente a su día a día. También realizamos sesiones de ocio en familia para propiciar espacios de encuentro lúdicos aprovechando los recursos que ofrece la comunidad. Por ejemplo, recientemente y aprovechando la Fiesta del Cine hemos realizado una salida con usuarios y familias para disfrutar de una sesión de cine”, explica el responsable del proyecto en l’Horta Sud.

Para Valls, la parte “más gratificante” es que se empodera la usuario: “Ofrecemos un recurso a personas que vienen en una situación de gran desmotivación y desaliento y a través de una intervención integral les ofrecemos las herramientas básicas y les acompañamos en esta etapa tan complicada, pero el objetivo final es que la persona afronte su situación por sí misma. Cuando lo logramos, podemos dar por bien realizado nuestro trabajo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here