En respuesta a la corrupción y los dislates independentistas

El resultado de las elecciones andaluzas del pasado domingo es la constatación, pero no el fin, de un trayecto político iniciado en España hace cuatro años que ha acabado con el bipartidismo y que pide a gritos nuevas propuestas que devuelvan a la ilusión a los ciudadanos. La supuesta sorpresa...