¿Dónde está la izquierda española de verdad?

1224

Hace ya mucho tiempo, yo creo que demasiado, que somos muchos los que andamos buscando con un catalejo en una mano y una lupa en la otra, las esencias de esa izquierda que, en su día, combatía con sus ideas para poder alcanzar la justicia, las libertades y la democracia. En resumen, yo diría que globalmente se combatía por alcanzar ese estado de bienestar para nuestra querida España. Esa tierra cuyo nombre parece que le quema en la boca a más de un mal nacido. Y digo mal nacido, porque considero que quien renuncia, insulta gratuitamente y maltrata a la madre que lo vio nacer no merece otro apelativo, como diría Machado.

pedro sanchez avion presidencialNo hace falta lucir palmito y postureo patriotero constante, con la bandera española en la muñeca, ni colgar permanentemente a modo de colcha o sabana procesional nuestra enseña nacional, para demostrar nuestro amor y respeto a nuestra patria. Si, digo bien, nuestra patria. Esa misma, la cual los hay que se creen sus únicos y exclusivos propietarios, así como igualmente los hay que se creen los únicos legitimados para mancillar y escupir sobre su nombre.

Los que aun siendo muy jóvenes vivimos la Transición, siempre pensamos que sin la presencia del PCE participando en aquel proceso, jamás se podría llegar a una democracia plena que diera el cerrojazo a aquella dictadura de los 40 años. Y así fue, gracias al sentido de Estado del resto de las fuerzas políticas, tanto de derechas como de izquierdas y, sobre todo, al olfato y sentido político de aquel magnifico presidente como fue Adolfo Suárez.

Pues bien, desde entonces ha llovido mucho sobre España, habiendo tenido y a veces soportado gobiernos unas veces mejores y otras peores; de izquierdas y de derechas, y hasta yo diría que algún que otro gobierno simplemente de rondones y “medio pensionistas”, que una vez llegaron al gobierno funcionaron como auténticos pollos sin cabeza. Pero eso sí, una vez dejaron sus responsabilidades de gobierno y habiendo trincado su buen retiro o tajada, bien en suelo patrio o bien allende los mares, nunca más se les ha visto asomar el morro, gracias a Dios, por estas tierras de nuestro Señor. He ahí los casos de aquellas entusiastas ‘zapateristas’ de ‘primaria’ y de infausto recuerdo, como fueron las ex ministras Leire Pagin y Bibiana Aido, enchufadas en la ONU, New York, donde por lo visto siguen viviendo a cuerpo de reinas.

Y es precisamente ahora, cuando la crisis territorial nacida en Cataluña, amenaza seriamente con romperle el espinazo de la estabilidad a todo el Estado español, cuando más se echa en falta aquel sentido común y talento político de aquella izquierda y derecha, que a base de renuncias y generosidad consensuada dieron forma y luz a nuestra Constitución. Fortaleciendo así nuestro régimen de libertades y nuestra Democracia, posiblemente una de las más completas y compensadas de Europa, respecto de los derechos y deberes de los ciudadanos.

Pienso, que el ser de izquierdas no se limita simplemente a una cuestión de saber soltar el discurso medido y pertinente que toca, haciendo llegar el relato que la gente espera o quiere oír en esos momentos; para después una vez alcanzado el poder, hacer y decidir lo que a esta nueva izquierda le salga de las pelotas. He ahí, el ejemplo del mesías de la ‘Coleta’, que se harto de jurar por su padre y su madre antes de llegar al poder, que ningún Podemita llegaría a cobrar más de ‘tres salarios mínimos’, para una vez llegado a la cumbre, sin importarle un ‘cojon’ lo que pudiera pensar el resto del mundo mundial, comprarse un chaletazo escriturado acompañado misteriosamente por el tesorero del partido, por 600.000 euros, cuando el valor real supera con creces el millón.

O bien, nuestro querido actual presidente, Pedro Sánchez, que le ha cogido gusto al avión privado, el cual no deja ni para ir al mingitorio a desaguar la vejiga. Eso, por no hablar de su cogida de cataplines por el independentismo catalán del Chis Torra y el Puigdemont, que de vez en cuando le aplican un ‘tuerzo testicular’ de tenaza, simplemente para recordarle que quien manda no es el, que en definitiva no es más que un simple ‘inquilino monclovita’ que vive de prestado, gracias a los votos independentistas, pro etarras y, sobre todo, los del ‘Coleta’. Y ahí está el primer y serio apretón de ‘huevamen’, que le ha hecho llegar Puigdemont, a modo de aviso como un cornetín taurino, diciéndole que ‘nones’ al nombramiento en principio consensuado de la periodista Rosa María Mateo, como administradora de RTVE.

pedro sanchez a pie de avionPero lo más grave que acontece en este chico, ya no es solo su célebre grito de guerra respecto a que España es una Nación de Naciones, que haría estremecer y salir de su tumba a los mismísimos historiadores Menéndez Pidal y Sánchez de Albornoz, sino que ahora en un intento de preservar un poco mas su ‘butaca monclovita’, les intenta dar un nuevo “lametón de culo” a los independentistas catalanes, anunciando la obligación de la enseñanza en catalán a todos los niveles, en toda la piel de toro. En fin, yo no sé si el anuncio será verdad o si se tratara de una nueva boutade intencionada, pero de ser cierto, yo creo que a este chico de tanta velocidad y altura que alcanza su nuevo juguete: el avión monclovita, lo está dejando un tanto ‘majaron’.

Y es que ya se sabe, que no hay que estrujarse mucho el cerebro, para deducir sabiamente que al igual que se hizo en la Transición respecto a pactar consensuadamente entre la derecha y la izquierda una Constitución para todos los españoles; en estos momentos, la única vía que existe para acabar con el cáncer secesionista y rupturista provocado por esa legión de tocapelotas trincones que lo único que pretenden es seguir chorizando en su territorio a través del famoso 3% u otras formulas, pero eso sí, sin la supervisión del Estado, es un pacto Constitucionalista, si se quiere solamente puntual, entre los principales partidos de la derecha y la izquierda, para darle un carpetazo legal y constitucional a este asunto, sin ninguna concesión ni tomadura de pelo mas.

Y precisamente es ahora, cuando se echa más de menos a aquella izquierda española que llevaban el Estado en la cabeza, de los Tierno Galván, Felipe González, Alfonso Guerra, Alberto Pérez Belloch, Alfredo Pérez Rubalcaba, Corcuera,… Estoy seguro que aquellos ya hubieran encontrado una solución más o menos drástica pero igualmente legal y justa, para el problema catalán. Solución totalmente alejada de esta especie de ‘mamoneo institucional’ llevada a cabo por esta especie de tres mosqueteros, como son los Sánchez, los Torra y los Puigdemont. ¡¡¡Que Dios nos pille confesados!!!

José Antonio Sorzano | @JoseSorzano | Periodista y abogado | Foro de Opinión José Luis Sampedro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.