Expojove navega por el mundo de la lectura y la imaginación

0
487

Fotos: Manolo Guallart.- Nos sumergimos hoy en la Feria de la Infancia y la Juventud Expojove que cada año abre sus puertas para que grandes y pequeños ocupen su tiempo en un sinfín de diversión pero con un objetivo, aprender algo nuevo y útil para su crecimiento como personas de pro. Una noble iniciativa que cuenta ya con unos cuantos años, tantos como 37, y cuya semilla ha germinado ya en multitud de poblaciones que han copiado la fórmula con gran éxito.

El noble objetivo de divertirse aprendiendo o aprender divirtiéndose lleva marcando cada edición con un lema, un hilo conductor que une a todas y cada una de las atracciones y áreas contenidas en la feria y así, este año, ese lema es ‘Llegim‘. El fomento de la lectura y la literatura, en todas sus manifestaciones y ámbitos, es más que un lema, es una filosofía que de buen grado asumimos para incorporarla al día a día de los más pequeños y los no tanto.

Luego la eficacia de los estands participantes a la hora de transmitir los valores del lema ‘Llegim’ ya depende de la pericia o incluso las ganas e intereses -algo que debería quedarse fuera de este tipo de acciones-. Pero así es la naturaleza humana. El error va en el paquete. Con todo, podemos quedar tranquilos y alegres de comprobar cómo, un año más, Expojove colma las expectativas de los más exigentes y los más facilones.

Y es que con hilo conductor o sin él, se sigue cumpliendo la premisa principal: la diversión para ser niño o niña. Los juegos de mesa llevados al suelo, en formato gigante, las atracciones de escalada, las áreas deportivas, las dedicadas a los equipos de élite de la ciudad, Valencia CF, Levante UD y Valencia Basket, las de experimentos, las del conocimiento, las de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, EMT… Un no parar que cautiva a todos y convierte a los adultos en niños que disfrutan como los demás.

La nota discordante, tristemente discordante, viene este año con el estand de Junta Central Fallera, cuyo papel en esta feria, otrora parida y mantenida por el colectivo fallero, ha ido languideciendo con los nuevos tiempos y manera de hacer las cosas y que, este año, ni siquiera ha identificado su espacio. Pero tal y como reza la última frase de ‘Con faldas y a lo loco’, “Nadie es perfecto”.

VER REPORTAJE FOTOGRÁFICO COMPLETO EN FLICKR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.