El Ayuntamiento de València impulsará un nuevo contrato de mantenimiento de los casi 100 puentes y túneles de la ciudad

0
290

El Ayuntamiento impulsará un nuevo contrato de mantenimiento de los casi 100 puentes y túneles de la ciudad de València, según ha anunciado hoy la concejala de Renovación Urbana y vicealcaldesa, Sandra Gómez, tras comprobar la evolución de las obras de emergencia del puente de Castellar. Estos trabajos, que finalizarán en agosto, «se han llevado a cabo con carácter urgente para paliar los daños que la estructura, realizada hace 50 años, presentaba por falta de mantenimiento, y con el fin de garantizar la seguridad de sus usuarios».

La concejala ha explicado que cuando se realizan labores de mantenimiento «de forma constante, y con una frecuencia razonable, se evitan sorpresas, que pueden suponer un importante desembolso económico para las arcas públicas». En todo caso, ha remarcado, «lo más importante es cómo afectará esta acción a la seguridad de la ciudadanía». Por este motivo, ha indicado, «tener un contrato de mantenimiento que de forma regular nos permita hacer la supervisión de estas infraestructuras es lo más idóneo».

Por lo que respecta a los daños del puente de Castellar, Sandra Gómez ha recordado que se han originado «a causa del ambiente marino y las salpicaduras del agua, además del hormigón de la época, que no era el más adecuado para estas circunstancias». «No han sido a causa del tráfico, sino del agua», ha asegurado.

«El único otro puente municipal de esa época no tiene agua alrededor, por lo que se encuentra en buenas condiciones», ha apuntado Sandra Gómez. En cuanto a los puentes que van hacia el mar, «uno pertenece a Conselleria y, aunque tenía daños, ya está arreglado; otro es del ministerio y, en ambos casos, los daños que han presentado se deben al efecto del agua. En principio, el Consistorio ha inspeccionado todos los puentes de la ciudad y, aunque hay desperfectos, no son de la gravedad del de Castellar», ha añadido.

Sandra Gómez ha indicado que el puente de Castellar se construyó hace medio siglo «y desde entonces no ha recibido ni supervisión ni mantenimiento». «En la legislatura pasada, cuando los responsables de Urbanismo decidieron venir y hacer unas catas, comprobaron que la estructura estaba dañada y que podía ser un riesgo para la seguridad, por lo que tuvimos que licitar el procedimiento de urgencia para realizar estas obras de reparación», ha concluido la concejala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.