El Levante UD se regala un punto de oro en el Bernabéu por su 108 aniversario

0
1121

[Crónica de MachoLevante.com para Hortanoticias] Magnífico regalo de cumpleaños -108 años como 108 soles- el que se hizo el Levante UD en el Bernabéu este sábado ante todo un Real Madrid campeón de todo -Liga, Champions, Supercopa de Europa y de España-. Se agigantaron los hombres de Muñiz para maniatar a los de Zidane, que sólo pudieron aspirar a empatar en una jugada llena de mala suerte para los granotas.

Por otro lado, la concentración de los pupilos de Muliz fue máxima. No es fácil jugarle al Real Madrid tocando, triangulando sin que los blancos logren arrebatar el esférico al contrario, y sin embargo así fue. Todo un sueño que a buen seguro ha llenado de orgullo al presidente Quico Catalán, presente este mediodía en el palco del coliseo madridista.Salió sin complejos el Levante al césped del Bernabéu, con mucho orden en defensa, disponiendo dos líneas de defensa perfectamente colocadas y un punto adelantadas para obligar a los locales a jugar en una estrecha franja de terreno que posibilitaron muchas recuperaciones de balón para los granotas.

No tardarían los granotas en golpear. Se cumplía el minuto 12 cuando un saque de banda desde la derecha puso el esférico en el área a pies de Ivi, que se marcaba un control de fantasía anticipándose a su par, Carvajal, para definir con maestría y batir de forma inapelable a Kiko Casilla. El Levante se adelantaba en el Bernabéu y los aficionados granotas se hacían oír ante un graderío merengue boquiabierto.

El Real Madrid comenzó a ser el  las urgencas, ante un bloque que le hablaba de tú a tú sobre el verde y que aguantaba las acometidas de los Asensio, Marcelo, Kroos y compañía con orden, anticipación en defensa y creatividad en ataque.

Por si fuera poco, Benzema se lesionaba en una estirada inoportuna, él sólo, dejando a los de Zidane sin delanterio centro, con Cristiano Ronaldo sancionado y Borja Mayoral fuera de la convocatoria por decisión técnica. Entraba en liza un Gareth Bale más cuestionado que nunca, y más desde la explosión de Marco Asensio. Pero la joven promesa estuvo muy bien eclipsado por un inspiradísimo Levante y el galés, con o sin silbidos, ya no tiene el acierto que en otros tiempos.

En el lado contrario, los jugadores granotas parecían tocados por un halo divino. Toño se sacaba de la chistera un cambio de ritmo que dejaba sentado en la banda a su par para cruzar la banda de todo el campo y plantarse en la línea de tres cuartos. Lástima que el último toque le fallara y perdiera el balón. Por momentos, el Real Madrid se quedaba encerrado en su campo por los de Muñiz.

Ivi, ante la ausencia de Badhi, ejecutaba con mucho peligro una falta escorada a la izquieda, pero el esférico golpeaba en la red lateral de la portería defendida por Kiko Casilla. El Real Madrid sólo podía acercarse a balón parado y así, en un córner, Ramos remataba de cabeza y el rechace de Raúl lo recogía con fortuna Lucas Vázquez para establecer a bocajarro la igualada en el luminoso.

La segunda mitad del encuentro fue una batalla del Real Madrid contra el mundo, acosando una y otra vez la muralla defensiva del Levante sin fortuna, y contra el minutero que de forma inexorable iba acortando las posibilidades del propietario del terreno de juego. Una segunda mitad en la que la figura de Raúl emergió para echar el cerrojo en su portería y demostrar en el Bernabéu que el ausente Keylor Navas no ha sido el último gran guardameta granota.

El jugador del momento, Marco Asensio, tendría también su oportunidad a centro de Carvajal, pero se encontraría también con los guantes de Raúl. Bale también lo intentaba de cabeza, pero ligeramente por encima del travesaño con estrecha vigilancia del guardameta granota.

Zidane echaría mano de su mago particular, Isco, pero el malagueño no tendría su día. Como tampoco lo estaba teniendo ninguno de sus pupilos, quizás porque el día lo tenían los hombres de azulgrana. Los de Muñi intensificaron su estrategia achicando los espacios, adelantando la defensa con valentía -delante estaban los mejores de Europa, nada menos- para obligar a jugar el partido en apenas unos metros. Y salió bien.

Ni Kroos desde fuera del área ni Asensio eran capaces de adelantar a los merengues. Y por el contrario, los hombres del Levante apenas necesitaban un par de toques y recuperar el esférico para lanzarse en tromba al ataque. Así, el tiro al palo de Kroos fue el último cartucho madridista que, contestado con un contraataque granota, casi obliga el Bernabéu a pedir la hora con los cuatro minutos de prolongación.

El Levante cumplía 108 años y se regalaba un partidazo en su cumpleaños. Un Levante que lleva ya 3 jornadas sin perder y que está llamado a hacer una campaña de ensueño, que y enorgullece a miles y miles de granotas.

FICHA TÉCNICA

Real Madrid (1): Kiko Casilla; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo; Lucas Vázquez (Kovacic, m.74), Marcos Llorente (Isco, m.62), Kroos, Theo; Marco Asensio y Benzema (Bale, m.27).

Levante (1): Raúl; Iván López (Pedro López, m.20), Chema, Róber, Postigo, Toño; Jason, Campaña, Lerma, Ivi (Samuel, m.68); y Álex Alegría (Boateng, m.55).

Goles: 0-1, m.12: Ivi. 1-1, m.36: Lucas Vázquez.

Árbitro: Hernández Hernández (comité de Las Palmas). Amonestó a Ramos y Carvajal por el Real Madrid; y a Lerma, Alegría y Boateng por el Levante. Expulsó por roja directa a Marcelo en el minuto 89.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 67.789 espectadores.

MachoLevante.com | @MachoLevante

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here