El excoordinador de Ciudadanos Catarroja demanda a su ex partido por impago de 4.700 euros en facturas

1
1539

La empresa Move Producciones, propiedad del anterior coordinador de Ciudadanos de Catarroja Alex Pardo, tramita en el Juzgado de primera Instancia Nº 5 de la población un procedimiento monitorio contra la actual concejala de la formación Marcela Tomás Guillem y contra el Grupo Municipal Ciudadanos Catarroja por impago de las facturas pendientes que tienen por un valor de 4.764,09 euros. La demanda fue presentada el pasado 16 de enero y ha sido admitida a trámite.

En su día Ciudadanos presentó en la Fiscalía Anticorrupción una demanda contra la anterior portavoz Mari Carmen Ibor y su marido Alex Pardo por el presunto desvío de dinero a la empresa de Pardo. Finalmente la fiscalía archivó la causa por no existir indicios de tal acto pero la denuncia conllevó la expulsión de amos del partido. Pese al archivo, Ibor y Pardo no fueron readmitidos y como consecuencia, la edil Marcela Tomas asumió la portavocía del Grupo Municipal e Ibor pasó al grupo de lo no adscritos.

Fuentes de la empresa indican que al no existir delito y al quedar facturas pendientes, siguió con el procedimiento habitual solicitando a Tomas como representante legal del grupo municipal que pagara a través de “numerosas notificaciones”. La mercantil asegura que intentaba “llegar a un acuerdo amistoso”. Al no atender los requerimientos sobre las facturas y como los recibos que se cargaban en la cuenta del grupo municipal eran devueltos, Pardo presentó una demanda, admitida a trámite y notificada a la edila Marcela Tomas el pasado 4 de Abril.

Ahora la portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento de Catarroja se enfrenta a una demanda por impago por no atender las facturas pendientes con la mercantil Move Producciones y a un posible embargo de las cuenta del grupo municipal.

Ibor y Pardo afirmaron que “nosotros ya hemos pasado página con Ciudadanos y lo único que queremos que se nos pague lo que se nos debe, y de esta manera poder atender a nuestros trabajadores y proveedores. Esta situación en su día ya fue un calvario para mi empresa y mi familia, de la que hemos salido muy afectados tanto emocional como económicamente”

Por su parte, la edila no adscrita Mari Carmen Ibor espera que Ciudadanos tome “cartas en el asunto, para solicitar la expulsión de la edil y su incorporación al grupo de no adscritos, tal y como hizo en su día conmigo, y tal y como demanda a otros grupos políticos que se ven envueltos en estas situaciones, de absoluta irregularidad. Tal y como promulga en su ideario y está reflejado en los estatutos de Ciudadanos esta persona tendría que haber sido expulsada con anterioridad por las numerosas irregularidades cometidas y la mala imagen que está sembrando en el partido del que un día fui militante”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here